Los índices de Wall Street caen un 0,50% tras confirmarse que el IPC bajó en diciembre hasta el 1,9%, respaldando la política más prudente de la Reserva Federal sobre el calendario de subida de tipos. Se salvan de las ventas las medianas y pequeñas del Russel 2000 que avanza un 0,46%. La inflación estadounidense lleva al euro a intercambiarse por 1,489$ y al petróleo bajar un 1,50%

Los principales índices de la bolsa americana abren a la baja al otro lado del Atlántico. El Dow Jones y el S&P 500 pierden un -0,58%, mientras que el Nasdaq se deja un -0,62%.

Los valores que mejor se están comportando en la apertura de la bolsa hoy son Nike (+0,22%), Procter & Gamble (+0,23%) y Walmart (+0,16%).

Por el contrario, Caterpillar (-1,98%), Goldman Sachs (-1,68%) e IBM (-1,21%) son las acciones que lastran al principal selectivo.

En el mercado de divisas, el euro se debilita frente al dólar y se intercambia a 1,148 billetes verdes. Según señala Aitor Méndez, desde el equipo de análisis de IG el euro pierde la perder la barrera psicológica de los 1,15 dólares por euro, tras la publicación de unos datos del índice de Precios al Consumo (IPC) en Estados Unidos del mes de diciembre en línea con las expectativas del mercado.

Según las cifras conocidas hoy, el IPC de la primera economía del mundo se contrajo tres décimas en último mes de 2018, hasta el 1,9% interanual, en línea con las estimaciones de los analistas.

En la comparativa mensual, el precio medio de la cesta de la compra de los consumidores estadounidenses se contrajo en un 0,1%, debido, fundamentalmente, a la caída de los precios del crudo.

Estos datos suponen el avance interanual más moderado de los precios al consumo desde el mes de agosto de 2017 y el primer tropiezo en la comparativa mensual desde marzo del pasado año.

Por el contrario, la lectura subyacente, aquella que excluye para su cálculo los precios de los componentes más volátiles de la cesta de la compra, sí que registraron un avance de dos décimas entre noviembre y diciembre, y mantienen la evolución de los precios en los últimos dos meses en el 2,2%.

En el mercado de materias primas, los precios del crudo recortan sus ganancias, después haber marcado su mayor revalorización semanal (del 8%) en dos años, rebotando ya un 23% desde los mínimos de diciembre, apoyados tanto por la mejora de expectativas en torno al ciclo, si se confirman avances en las negociaciones comerciales EEUU-China, como por el compromiso de los países productores de recortar producción en mayor medida si es necesario.

Sin embargo, este viernes en la apertura de la bolsa hoy en Wall Street, el barril de crudo Brent de referencia en Europa cae un -1,51% hasta los 60,69 dólares por barril, mientras que el West Texas estadounidense se deja un -1,44%, hasta los 51,86 dólares.

“El precio del crudo se mantiene un 30% por debajo de los máximos de octubre, garantizando unos niveles contenidos de inflación que favorecen la paciencia de los bancos centrales a la hora de normalizar sus políticas monetarias”, advierten los expertos de Renta 4.

"Unos niveles de inflación que permiten a la Fed ser paciente en sus próximas decisiones de política monetaria", indican los analistas de Renta 4, tal y como volvió a afirmar ayer su presidente, Jerome Powell, en su comparecencia ante el Club Económico de Washington, reiterando que será muy cauto con las próximas subidas de tipos de interés, adoptando una actitud de “esperar y ver”.

Incluso el vicepresidente de la Fed, Richard Clarida, llegó a afirmar que de mantenerse las presiones sobre el crecimiento económico podrían llegar a compensarse con política monetaria con el objetivo de cumplir con su doble mandato de máximo empleo y estabilidad de precios.

El mercado actualmente descuenta que no haya movimientos de tipos en 2019 en Estados Unidos (con una probabilidad del 70%, otorgando un 14% de probabilidad a un recorte de -25pb y una probabilidad del 15% de una subida de +25pb).

Nuevo profit warning en Wall Street

En el apartado empresarial de Wall Street destaca que Macy’s, la compañía de grandes almacenes estadounidenses, ha recortado sus previsiones de ingresos y beneficios para el ejercicio 2018, tras una campaña de Navidad débil.

Macy´s prevé un crecimiento de las ventas del 2% en 2018 frente a una estimación inicial de incremento de entre el 2,3% y el 2,5% y un beneficio por acción de entre 3,95 y 4,0 dólares, por debajo de la guía inicial de 4,10/4,30 dólares.

Los expertos de Bankinter apuntan que “a pesar de que las ventas en el “holiday season” han alcanzado su sexto récord consecutivo en EEUU, las cadenas de distribución sin una presencia significativa online, se están viendo penalizadas en un entorno altamente competitivo”.