La escalada de las tensiones en Ucrania ha irrumpido hacia el final de la sesión en Wall Street, ampliando las pérdidas y con especial perjuicio para los valores del sector energético.

Wall Street ha ido incrementando las pérdidas desde la apertura y finalmente el Dow Jones ha perdido un 0,84%, el S&P 500 un 0,97% y el Nasdaq un 0,71%.
Walter ‘Bucky’ Hellwig, de BB&T Wealth Management, atribuye la caída del S&P “al rumor de que Rusia está preparada para invadir Ucrania”.

“El mercado ha estado nervioso”, señala Lou Shaduk, de Stifel Nicolaus & Co. “Tenemos al ministro polaco Sikorski hablando de tropas rusas listas para presionar o invadir Ucrania y eso es todo lo que los inversores necesitaban hoy para esconderse”.

ECONOMÍA

En el terreno económico, este martes ha sido el día del sector servicios, que produce dos terceras partes del PIB en Estados Unidos, con la publicación del ISM y el PMI de este sector.

El ISM del mes de julio subió hasta 58,7 desde el 56,0 del mes anterior, superando con creces las previsiones del consenso, que esperaban un 56,5, y alcanzando su nivel más alto desde diciembre de 2005. Por su parte, el PMI de julio se ha quedado en 60,8, frente a las previsiones, de 61,0.

También se han publicado los pedidos de fábrica del mes de junio, que subieron un 1,1% desde el -0,5% del mes anterior, frente a las estimaciones del 0,6%.
Pese a que los datos económicos de la sesión han sido positivos, el mercado los ha interpretado con cautela. Para Paul Nolte, de Kingsview Asset Management, los datos muestran “la continua fortaleza de la economía en general, y la gente lo está interpretando como que la Fed va a subir los tipos pronto”. “Eso es parte de lo que asusta a los mercados en este momento”, señala.

EMPRESAS

American International Group (AIG) superó las previsiones con sus resultados tras el cierre de ayer y ha empezado la sesión con subidas, aunque al cierre ha perdido un 0,91%.

Walt Disney presentará resultados tras el cierre. En la sesión ha bajado un 0,55%.

OTROS MERCADOS

Los futuros sobre el barril de crudo bajan un 0,84%, hasta 97,46 dólares, en el Nymex.

El bono a diez años se mantiene 0/32, con la rentabilidad en el 2,483%.

El euro baja hasta 1,3375 dólares.