Los actuales máximos de las bolsas siguen dando miedo a los analistas, sobre todo a aquellos que ha vivido ya más de una crisis, y más de dos.
Concretamente, hoy la agencia Bloomberg publica un artículo en el que asegura que la firma del economista que predijo el crash del 29%, Jerome Levy, cree que las posibilidades de que en los próximos meses volvamos a entrar en una recesión son de un 65%.

En 1929 Levy afirmó que no estaba convencido con las cifras de resultados que estaban publicando las compañías de Wall Street. Tanto fue así que se libró de una pérdida asegurada vendiendo sus participaciones en bolsa antes del crash de octubre.

La firma que lleva el nombre de Levy y que está dirigida por uno de sus nietos también avisó de que la “próxima recesión estará causada por una explosión de la burbuja inmobiliaria”, aseguran en la firma. Además, en febrero de 2007 predijeron que los problemas de las hipotecas subprime acabarían por infectar a todo el sistema. En octubre de ese año veían un riesgo inminente de recesión. Comenzó dos meses más tarde.

En la actualidad, los analistas de la firma creen que hay un 65% de posibilidades de que Estados Unidos entre en recesión a finales del año que viene. En el artículo de Bloomberg señalan una cita de David Levy el pasado 23 de octubre durante una reunión con clientes. El nieto del oráculo de 1929 afirmaba que “claramente la dirección de la mayor parte de las noticias económicas globales sugieren un movimiento a la baja en 2015”.

De acuerdo con el presidente de la firma estadounidense, en la actualidad tanto en Estados Unidos como en otros países hay problemas de endeudamiento que podrían quedar expuestos en una nueva crisis financiera. Además, asegura que en estos momentos hay poco espacio más para que los políticos puedan actuar y revertir cualquier caída de la economías. Por si fuera poco, cree que hay riesgos de inflación en muchos lugares del mundo.

De acuerdo con Levy, la economía estadounidense está más expuesta que nunca a una recesión fuera de sus fronteras ya que en estos momentos el 13% del PIB se genera gracias a las exportaciones.

Además, considera que las familias están más expuestas que nunca a una caída de las bolsas ya que en la actualidad el porcentaje de sus ingresos disponibles depende más que nunca desde principios de siglo de sus ahorros en renta variable.

En Bloomberg, no obstante, señalan que la tasa de adivinación de Levy no es del 100%, ya que falló cuando en 2010 predijo el 60% de posibilidades de una nueva recesión.

Si quiere recibir alertas cuando el S&P 500 cambie de ciclo bursátil, pinche aquí.