Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran descensos en la apertura de la sesión, ante las tensiones comerciales entre EEUU y sus socios y los rumores de que el presidente estadounidense, Donald Trump, quiere retirar a su país de la OMC. Así, el Dow Jones se acerca a los 24.000 puntos, tras ser el único, entre los principales índices de Wall Street, en cerrar con pérdidas el semestre.

Detalle del edificio de la bolsa de Nueva York, en Wall Street.

Tal y como anticipaban los futuros, los principales indicadores del parqué neoyorkino comienzan la primera sesión del segunso semestre en negativo, después de que el pasado viernes, Wall Street cerrase la sesión en verde.

Así, en la apertura de la sesión, el Dow Jones baja un 0,45%; el S&P 500, un 0,3% y el Nasdaq, un 0,78%.

Con el índice industrial en los 24.107,06 puntos, solo tres valores logran registrar subidas en los primeros compases de la jornaa. Walmart sube un 0,27%; P&G, un 0,14% y Coca-Cola, un 0,09%.

Por el contrario, el mayor descenso es el de Boeing, que pierde un 1,70%; por delante de Caterpillar y de Cisco, que se dejan un 1,68% y un 1,65%, respectivamente.

Así, el Dow Jones incrementa en el arranque del segundo semestre los desensos que ya acumuló en los primeros seis meses del año. Y es que el Dow Jones es el único de los principales índices de la bolsa de Nueva York que registra pérdidas, del 1,81%, mientras que el S&P subió un 1,67% y el Nasdaq, un 8,79%.

El pasado viernes, aparecieron informaciones que apuntaban a que el presidente de EEUU, Donald Trump, quería abandonar la Organización Mundial del Comercio (OMC). En concreto, el portal de noticias Axios informaba de esta cuestión.

Sin embargo, el secretario del Tesoro estadounidense, Steve Mnuchin, negó el viernes la veracidad de dicho artículo. "No tenemos esa noticia (...), no es correcto", dijo Mnuchin a Fox Business Network, calificando la información de "noticia falsa".

Según la nota de Axios, una persona que trató el tema con Trump afirmó que a menudo el mandatario decía a los asesores que "no sé por qué estamos allí. La OMC está pensada por el resto del mundo para arruinar a Estados Unidos".

Wall Street, pendiente del proteccionismo de Trump

A pesar del desmentido, se intensifican las tensiones en materia comercial. Y es que ayer, domingo 1 de julio, entraron en vigor los aranceles anunciados por Canadá a importaciones procedentes de Estados Unidos como represalia a los aranceles sobre acero y aluminio canadienses.

Y este viernes 6 de julio entrarán en vigor los aranceles sobre importaciones de Estados Unidos y China (en ambas direcciones) por valor de 34.000 millones de dólares. Por su parte, Europa amenaza con aranceles por importe de 300.000 millones de euros a Estados Unidos en respuesta a las tarifas impuestas por Trump a los automóviles europeos.

“De momento, varios sectores cotizados han salido damnificados de este “toma y daca” inicial, especialmente los relacionados con las materias primas minerales y los industriales, todos ellos más dependientes del comercio internacional”, explican los expertos de Link Securities, quienes no consideran que este tema desemboque en una “guerra comercial” a gran escala. Sin embargo, sí “advierten de que seguirán produciéndose escaramuzas, algunas de gran intensidad, que mantendrán en tensión a los mercados de valores, lastrando su comportamiento”.

“Cuando se vislumbre el inicio de una solución al conflicto, creemos que las bolsas lo celebrarán con importantes alzas. Hasta entonces, es complicado que estos activos puedan obviar este factor de incertidumbre y recuperar la tendencia alcista que mostraron a finales de 2017 y a comienzos del presente ejercicio”, añaden.

En la agenda del día en EEUU, se conocerán los datos del ISM manufacturero de junio y sus principales componentes, así como el PMI final manufacturero. En el apartado macroeconómico, la atención al otro lado del Atlántico se centra en la publicación de los datos de empleo de junio en EEUU. En principio se espera una leve ralentización de la creación de empleo, tras el buen dato de mayo, y estabilidad tanto en la tasa de desempleo como del crecimiento de los salarios.

En el apartado empresarial, destaca que la automovilística estadounidense Tesla ha cumplido finalmente el objetivo de producir 5.000 unidades del Model 3 en una semana. “Ya somos una compañía de verdad”, dijo el CEO  de la compañía, Elon Musk, en un correo electrónico enviado a sus empleados tras conseguir el objetivo al límite del plazo prometido. El fundador de Tesla espera subir la producción a 6.000 unidades a la semana para “el próximo mes”. En la apertura de  la sesión, las acciones de Tesla repuntan un 4,16%.

En la apertura de Wall Street, el euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,160 billetes verdes.

En el mercado de materas primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 1,44%, mientras que el West Texas estadounidense cede un0,50%, hasta los 73,84 dólares por barril. Durante el fin de semana, Donald Trump ha insistido a Arabia Saudí para que incremente en 2 millones de barriles al día su producción, al tiempo que ha acusado a la OPEP de manipular el precio del crudo.