Hoy hemos conocido que la semana pasada el número de estadounidenses que solicitó subsidios de desempleo cayó menos de lo esperado. En concreto la cifra cayó en 12.000 personas hasta 350.000. (Ver comunicado)

Se trata de una cifra inferior a la que esperaban los expertos, que preveían un descenso hasta 340.000. La media de cuatro semanas ha subido en 10.750 hasta 348.250 personas.

Sin embargo las autoridades apuntan que el dato podría estar distorsionado por algunos problemas informáticos que ocurrieron en California, que está haciendo una transición a un nuevo sistema.

Desglose de las peticiones iniciales de desempleo en EE.UU.



Además, el departamento de comercio ha publicado hoy que el déficit comercial ha aumentado ligeramente hasta 38,8 billones de dólares desde 38,6 billones.

Esta estabilidad en los datos se ha producido porque ni las exportaciones, ni las compras desde el exterior han cambiado mucho.

De hecho, las ventas al exterior cayeron un 0,1%, pese a que las exportaciones de automóviles y componentes han aumentado hasta máximos históricos.

Sin embargo las compras de productos y servicios del exterior se han mantenido en los mismos niveles de meses anteriores. Como dato, la cifra de compras de productos chinos ha llegado a los niveles máximos desde noviembre de 2012.

Los expertos destacan que la timidez del aumento de las importaciones se debe a la aparente debilidad de la economía estadounidense, sobre todo tras el shutdown. En estas cifras también debería contar la evolución del dólar, que en los últimos meses se ha depreciado contra divisas como el euro.