Los principales índices de la bolsa de Nueva York suben en la apertura de una sesión marcada por la cuádruple hora bruja, mientras que Wall Street también se anima ante un acercamiento entre EEUU y China en materia comercial, a pesar del retraso en la cumbre entre Trump y Xi Jinping.

Wall Street sube en una jornada marcada por la cuádruple hora bruja

Apertura al alza en Wall Street en una jornada marcada por el cuádruple vencimiento de los contratos de derivados sobre acciones e índices; después de que el parqué neoyorkino cerrase la jornada de ayer con pocas variaciones.

Así, el Dow Jones sube un 0,15%, el S&P 500, un 0,15% y el Nasdaq, un 0,33%.

Con el Dow Jones en los 25.758,10 puntos, la mayor subida del índice es la de Intel, que avanza un 0,86%, por delante de Nike y de Microsoft, que se revalorizan un 0,58% y un 0,57%, respectivamente. Por el contrario, Boeing vuelve a liderar las caídas, al dejarse un 0,59%, seguido de J&J, que cede un 0,42%, y de Merck, que pierde un 0,27%.

En la sesión de hoy al otro lado del Atlántico se publicará la producción industrial de febrero. La Reserva Federal ha informado hoy de que la producción manufacturera estadounidense se redujo un 0,4%, enlazando dos meses consecutivos de recorte, debido a los retrocesos en la producción de vehículos motorizados, maquinaria y mobiliario.

Esta caída es una décima inferior a la registrada en enero, aunque supera en una décima a la proyectada por los analistas.

También conoceremos la encuesta de confianza de la Universidad de Michigan de marzo preliminar que apunta a una mejora. “La buena evolución del empleo y los salarios junto con la reapertura de la Administración permiten la recuperación en la confianza”, apuntan desde Bankinter.

En cualquier caso, la atención en Wall Street se centra en un posible acercamiento entre EEUU y China en materia comercial. En concreto, legisladores chinos han aprobado y una nueva ley en contra de obligar a una transferencia de tecnología por parte de las compañías extranjeras, que ha sido una de las mayores quejas de la administración estadounidense  y de otros países.

“Esta medida tiene la intención de allanar el camino para un acuerdo comercial, aunque no está claro si será suficiente, dado que las compañías extranjeras dicen que faltan de detalles en la misma y tampoco queda claro cómo se implementará”, consideran los analistas de Link Securities.

La aprobación de dicha ley por parte de China tiene lugar después de que ayer el presidente de EEUU, Donald Trump, dijera que las negociaciones comerciales con China están próximas a acabar, y que probablemente en las próximas tres o cuatro semanas se conocerá si se puede alcanzar un acuerdo.

Por su parte, el secretario del Tesoro de EEUU, Steven Mnuchin, confirmó ayer que no habrá reunión en marzo entre Trump y su homólogo chino, xi Jinping, dado que se queda trabajo por hacer. No obstante, indicó que se espera que algunos temas se resuelvan pronto y que un eventual acuerdo llevará consigo un compromiso de cumplimiento muy claro.

Continuando con las relaciones comerciales entre EEUU y sus socios, tras una reunión con el primer ministro irlandés Varadkar, ayer jueves, Trump advirtió que si la Unión Europea (UE) no quiere sentarse a negociar un acuerdo comercial con EEUU, tendrá que hacer algo que sea severo desde el punto de vista económico, incluyendo la imposición de tarifas a productos europeos.

De esta forma, Wall Street seguiría con la tendencia alcista registrada en Europa, después de que la tercera y última votación de la semana sobre el brexit, celebrar ayer, se saldase con la aceptación de una prórroga al artículo 50 con el objetivo de retrasar la salida de la UE más allá del 29 de marzo, con la posibilidad de fijar como nueva fecha el 30 de junio si se consigue sacar adelante el acuerdo de May con la UE en una nueva votación.

También ha sido bien recibido por los mercados el discurso del primer ministro chino, Li Keqiang, durante la clausura del Congreso del Partido Comunista, en el que  ha reiterado el compromiso del Gobierno chino  de impulsar la economía con nuevos estímulos. Los recortes de impuestos, que serían efectivos a partir del 1 de abril, podrían exceder los 298.000 millones de dólares este año, incluyendo una reducción del 3% en el IVA para beneficiar al sector manufacturero.

En la apertura de Wall Street, el euro repunta frente al dólar y se intercambia a 1,132 billetes verdes.

En el mercado de materias los precios del petróleo bajan en torno a un 1%, una vez que la Agencia Internacional de la Energía, (AIE)  ha señalado hoy que el mercado del petrolero caerá en un déficit moderado a partir del segundo trimestre de este año, y la OPEP tendrá un fuerte colchón de suministro para evitar cualquier aumento de precios en caso de posibles alteraciones en el suministro.

El Brent de referencia en Europa cede un 1,20%, hasta los 66,42 dólares por barril, al tiempo que el West Texas estadounidense pierde un 0,96%, hasta los 58,05 dólares.