Los dos bancos arrancan la temporada de resultados para el sector. Por el momento JPMorgan y Citigroup ya ha presentado sus cifras y han batido las expectativas del consenso de Reuters.

JPMorgan obtuvo un beneficio por acción de 1,76 dólares por acción, frente a las previsiones de 1,65 dólares del consenso de Reuters. Esta cifra implica un aumento del 7,1% con respecto al del mismo periodo del año anterior.

Las ganancias se ha producido gracias al incremento de la inversión crediticia y de los tipos de interés aplicados, algo que ha logrado compensar el descenso de los ingresos por trading.

Esta caída es quizá el punto más negativo de las cuentas del banco, solo en el área de trading de renta fija la caída de ingresos ha sido de un 27% con respecto al msimo periodo anterior, cuando la contratación subió por los efectos del brexit y las elecciones americanas. Los ingresos por trading de renta variable han descendido un 4%

Citi

Citigroup ha batido a las previsiones del consenso durante el tercer trimestre del año gracias a los extraordinarios y al recorte de costes. Además, ha sorprendido al consenso con unos ingresos por trading mejores de los previstos.

La cuarta mayor entidad de Estados Unidos por activos obtuvo un beneficio neto de 4.130 millones de dólares, frente a 3.840 de un año antes.

El beneficio por acción aumentó un 15%, hasta 1,42 dólares por acción, frente a 1,32 dólares previstos. Esta mejora de las cifras por acción se ha producido por la recompra del 7% de los títulos que ha llevado la firma en los últimos meses como resultado de su política de retribución a los analistas.

Los resultados también incluyen un beneficio extraordinario de 355 millones de dólares, que equiale a 13 centavos la acción  

La banca recibe estos resultados en un momento en el que los inversores vuelven a poner el foco en el sector, después de unos meses en los que sus cotizaciones han cedido parte de las subidas que experimentaron tras la victoria de Donald Trump. La posibilidad de que las políticas contenidas en su programa electoral: rebaja fiscal, desregulación, inversión pública, repatriación de capitales, pudieran beneficiar a la economía impulsaron a los bancos en bolsa.

El retraso en la puesta en marcha de estas medidas pasó factura a las entidades en bolsa, pero ahora parece que vuelven a ganar tracción ante la expectativa de más subidas de tipos y tras la presentación de Donald Trump de su proyecto de reforma fiscal.

En lo que va de año, las acciones de Citigroup suben un 26,5% en bolsa, frente al 12,5% que sube Citi. Desde el 10 de noviembre del año pasado, cuando Donald Trump proclamó su victoria frente a Hillary Clinton, las acciones de Citi suben un 40%, frente al 26% de su rival.

Citi

En los diez años que han transcurrido desde que comenzó la crisis de las subprime, Citigroup todavía está un 82% por debajo de su cotización hace una década. Por el cotnrario, las acciones de JPMorgan se han más que duplicado en este tiempo.

Citi y JPMorgan una década

Los analistas siguen siendo positivos para ambos valores. Para Citi, el consenso de Factset muestra que un 55% de las firmas que siguen el valor apuestan por comprar, un 42% por mantener y un 3% por las ventas.

Para JP Morgan, un 47% recomienda comprar, un 47% mantener y el 6% restante opta por las ventas.