Siguiendo con su plan de desinversiones para reducir su presencia minorista internacional y enfocarse en empresas y grandes inversores, Citigroup ha alcanzado un acuerdo con el banco taiwanés DBS Group Holdings Ltd.para venderle su negocio de banca de consumo de Taiwan según Yongchang Chin en The Wall Street  Journal.

El acuerdo, que incluye una prima para Citigroup de más de 700 millones de dólares, significa que ahora ha encontrado compradores para siete de los 10 mercados de consumo en la región de Asia-Pacífico de los que quería salir.

DBS, el banco más grande de Singapur por valor de mercado, ha estado adquiriendo negocios desde que comenzó la pandemia de Covid-19, se hizo cargo de un prestamista en dificultades en India y compró una participación en un banco de China continental.

DBS dijo el viernes que pagará a Citigroup el equivalente en efectivo a los activos netos transferidos más una prima de 956 millones de dólares de Singapur, o unos 706,6 millones de dólares. En total, inyectará alrededor de 2200 millones de dólares de Singapur en DBS Taiwán. Dijo que las ganancias en las operaciones de Citigroup promediaron alrededor de 250 millones de dólares de Singapur anuales antes de la pandemia.

Los planes de Citigroup

El año pasado, Citigroup presentó planes para salir de la banca de consumo en 13 mercados, incluidos 10 en Asia, así como en Bahrein, Polonia y Rusia. Está concentrando sus negocios de banca de consumo y gestión de patrimonio en Hong Kong, Singapur, Londres y Dubai.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading

Desde entonces, Citigroup acordó ventas en Australia, Filipinas y otras cuatro naciones del sudeste asiático, mientras que planea cerrar su operación de consumo en Corea del Sur. No ha anunciado acuerdos de banca de consumo ni en India ni en China continental.

El viernes, Citigroup dijo que la venta taiwanesa liberaría alrededor de  800 millones de dólares de capital común tangible asignado y le permitiría invertir más en áreas clave, incluido el servicio a clientes institucionales en Taiwán.

Mostrando el enfoque estratégico del banco estadounidense en Asia en sus negocios patrimoniales e institucionales, el año pasado Citigroup recaudó más de 200 mil millones de dólares en los mercados de capital para clientes asiáticos, contrató a más de 650 empleados de gestión patrimonial en Hong Kong y Singapur; y agregó varios miles de millones de dólares en activos de clientes, dijo un vocero regional.

DBS hará ofertas de trabajo a los 3.500 banqueros de consumo de Citigroup en Taiwán y se hará cargo de las 45 sucursales bancarias del vendedor. Espera una deserción del 10% al 20%, dada la superposición en los dos negocios, y apunta a cerrar el trato a mediados de 2023.

El negocio que se vende tiene 20.300 millones de dólares singapurenses, o unos 15.000 millones de dólares singapurenses, en activos rentables y 15.100 millones de dólares singapurenses en depósitos, dijo DBS el viernes, y lo ayudará a convertirse en el banco extranjero más grande de Taiwán por activos.

“A pesar de Covid-19, creemos que las tendencias de crecimiento a largo plazo de Asia permanecen intactas”, dijo el director ejecutivo de DBS, Piyush Gupta. “Las adquisiciones que hemos realizado desde el comienzo de la pandemia nos han brindado una plataforma para construir una escala significativa en algunos de nuestros mercados principales”.

EGupta señaló que DBS no estaba considerando adquirir ningún otro activo regional de Citigroup.

Citigroup cerraba el último viernes del mes en los 64,69 dólares y los indicadores de Ei se muestran mixtos.