En menos de una semana comienza el segundo semestre del año y es momento de comenzar a pensar en si actualizar nuestra cartera, realizar beneficios o comprar alguna compañía que haya quedado rezagada en el rally de los últimos meses.

No resulta fácil, sobre todo si se tiene en cuenta el número de compañías que están en máximos de 52 semanas. En estos niveles y tras más de ocho años de subidas casi ininterrumpidas el stock picking se complica. Y mucho.

Una de las estrategias que nos puede dar alguna pista sobre lo que hacer con nuestros  portfolios y cuáles serían las empresas que merece la pena estudiar como posibles incorporaciones son las favoritas de las grandes firmas de análisis.  Estas son algunas de las cotizadas que integran la lista de valores seleccionados de Jefferies:

Ally Financial: es el antiguo brazo financiero de General Motors, conocido antes de la quiebra de Lehman como GMAC.  Ahora mismo se conoce como uno banco por internet muy solvente, sin oficinas físicas a las que acercarse.

En Jefferies consideran que se trata de una acción que cotiza a unos múltiplos muy baratos, si se compara con sus competidores, ya que cotiza a un PER de poco más de 9 veces los beneficios estimados para el conjunto del año.

Las acciones de la compañía reparten una rentabilidad por dividendo del 1,565. En la entidad le dan un precio objetivo de 28 dólares por acción, por encima de la marca del consenso, lo que le daría un potencial de casi un 10% desde los niveles actuales de cotización.

Chevron: una petrolera en la lista, a pesar de que el precio del petróleo amenaza cada tanto con nuevos descensos ante la evidencia de que el mundo sigue manteniendo una clara sobreoferta.

Sin embargo en Chevron los expertos valoran positivamente su presencia en la rica Cuenca Permian, que es algo que hace de esta empresa más atractiva de otras de sus competidoras en un escenario de precios similar.  Por si fuera poco, en el mercado se valora la rentabilidad por dividendo de la compañía y hay firmas de análisis que reconocen su posición de liderazgo en el mercado del gas natural licuado.

En estos momentos, su rentabilidad por dividendo es de algo más del 4%. En la firma le dan un precio objetivo de 135 dólares por acción, por encima del consenso, lo que le otorga un potencial de más del 10% desde el nivel actual de cotización.

KeyCorp: otro banco, esta vez de pequeño tamaño. Piensan en la firma que tiene sentido en un escenario de subida de tipos de interés. La entidad, además, de hacer banca retail también ofrece servicios de banca de inversión.

Estos analistas valoran positivamente  a la gran bancar regional, ya que creen que sus valoraciones son muy atractivas y en este caso, además, aplauden su política de reducción de costes.

La rentabilidad por dividendo de la firma es del 2,1% y estos expertos le dan un precio objetivo de 20,04 euros por acción, lo que también otorga un potencial del 10% a este valor.

Newell Brands: es el fabricante de muchos productos de marcas tan conocido como Paper Mate, Waterman o Parker.  Muchas entidades financieras ven capacidad de generación de sinergias en la empresa y no descartan nuevas adquisiciones que podrían provocar mejoras en sus márgenes.

La rentabilidad por dividendo de Newell Brands es del 1,57%. Los expertos de Jefferies le otorgan un precio objetivo de 65 dólares por acción, lo que le da un potencial de más del 20% desde los niveles actuales de cotización.

Textron: por último, esta empresa que ha sido añadida a la lista de favoritos de estos analistas este mismo año. Se trata de un conglomerado industrial que fabrica desde maquinaria para Golf hasta aviones de mediano o pequeño tamaño.

Valoran en la entidad la cartera de productos de la compañía y aunque su rentabilidad por dividendo es de apenas un 0,17%, le dan un potencial de un 15% desde los niveles actuales de cotización.

 

Elegidas por Jefferies