El multimillonario mexicano, el hombre más rico del mundo, ha cambiado el rumbo de sus operaciones después de haber perdido en el intento de adquisición de KPN por parte de América Móvil.
El grupo de telecomunicaciones, América Móvil, podría realizar nuevos movimientos en las próximas fechas después de que la intención de comprar KPN haya fracasado, de momento. Carlos Slim no está acostumbrado a perder este tipo de batallas y se está planteando o cambiar de escenario o bien regresar con más fuerza con el fin de seguir ampliando su negocio. Para los analistas mexicanos, según publica El Financiero, su próximo objetivo podría ser Brasil o realizar una nueva oferta para la empresa holandesa.

“Podría haber llegado a la conclusión de que en este momento tiene más sentido preservar sus energías para realizar una adquisición sinérgica en Brasil”, aseguró Usman Ghazi, analista de Berenberg.

Sin embargo, muchos expertos del país centroamericano consideran que lo que busca Slim es volver a remangarse para hacer una nueva oferta por KPN dentro de unos 6 meses, aproximadamente. “KPN no es la mejor empresa del mundo, pero le daría a América Móvil una plataforma...Dentro de cinco años, el mercado europeo del teléfono móvil estará ya plenamente definido y América Móvil quiere estar en ese grupo”, aseguró un gerente de fondos en el rotativo mexicano. 

Según el director ejecutivo de KPN, Eelco Blok, también podría existir esta posibilidad. “Yo no voy a decir cuál era el precio que queríamos porque existe la posibilidad de que nos sentemos nuevamente a negociar”, afirmó ante la prensa. “He dicho internamente que parecía que América Móvil quería asientos de primera fila pagando sólo unos centavos,” añadió. 

¿Por qué KPN?

Al igual que le ocurre a otras compañías globales que operan en Latinoamérica, América Móvil, está pasando a notar el resultado negativo de la fortaleza del dólar contra la mayoría de divisas americanas. (Ver: América Móvil avanza en terrenos pantanosos)

En cualquier caso, lo que preocupa a los expertos ahora no es la evolución de márgenes e ingresos medios por abonado –ARPU- (que también), sino en ver cómo de sólido es el plan de crecimiento internacional de América Móvil.

El posible estancamiento en algunas economías latinoamericanas ha hecho que Slim siga planteándose entrar en mercados más consolidados en los que los consumidores demandan más servicios telefónicos y gastan destinan más dinero a su factura cada mes, hizo que América Móvil decidiera dar el salto a Europa y comprar una participación de casi el 30% en KPN.

América Móvil ha elevado su deuda hasta 33.170 millones de dólares después de invertir unos 4.000 millones de dólares en la compra de esta participación en la operadora holandesa.