Estados Unidos creó 228.000 empleos no agrícolas en noviembre, una cifra muy superior a los 200.000 que esperaba el consenso de Reuters.  Tras estos datos, la tasa de paro queda en mínimos de 17 años, en el 4,1%.  

El dato ha estado muy por encima de las previsiones de los analistas y muestran, en opinión del consenso, que los efectos negativos de la temporada de huracanes en el mercado laboral han comenzado a desvanecerse. Eso sí, el departamento de empleo ha reducido la cifra del mes anterior hasta 244.000 desde el dato inicial de 261.000.

Se preguntan muchos expertos si la fortaleza que está demostrando una economía como la estadounidense que no deja de crear empleo necesita, realmente, el plan de estímulo fiscal que propone el gobierno de Donald Trump.

Cuando se observan los datos, se aprecia un incremento salarial del 0,2%, frente al 0,3% que estimaba el consenso. Eso sí, supone una mejora frente a la caída del 0,1% del mes anterior. Esto deja la subida interanual en el 2,5% frente al 2,3% de octubre.  Una cifra que se combina con el aumento de las horas trabajadas de los empleados americanos, que ha subido hasta 34,5 frente a 34,4 horas semanales.

Se trata de datos importantes que probablemente la Reserva Federal vaya a analizar con atención en la reunión de dos días que comenzará el próximo martes y en la que el consenso descuenta la tercera subida de tipos en lo que va de año en el país y que dejará el precio del dinero en el 1,5%.

EURUSD

 

La subida de los salarios es crucial para la FED y para los expertos, sobre todo en lo que tiene que ver con la presión sobre los precios y la aparición de la inflación.