Se espera una apertura alcista en Wall Street siguiendo la corriente de lo que pasa en Europa y todos con los ojos puestos en los movimientos de los bancos centrales a lo largo y ancho del planeta. No debemos despistarnos porque la semana es más corta por el día de Acción de Gracias, lo que puede en algún momento generar recogidas de beneficios, y también la reunión de la OPEP que tiene desconcertado a los operadores.
Comenzamos una semana muy especial en Wall Street, ya que todo el mundo, sin excepción, va a tener los ojos puestos en el día de Acción de Gracias y en esta semana más reducida, con cuatro días prácticamente de vacaciones dentro de poco.
 
Lo anterior hace que la semana esté más condensada y además tengamos más amontonados los datos macro, donde la estrella será el producto interior bruto.
 
De momento, el único dato macro importante del día es el de la actividad nacional de la reserva federal de Chicago, que ha quedado bastante peor de lo esperado porque en verde presentar un incremento, ha quedado por debajo del nivel anterior, aunque todavía en positivo.
 
La sartén del mercado sigue haciendo “chup-chup” gracias a los condimentos que han ido echando los bancos centrales y los que se espera que vayan a aparecer en las próximas semanas, algo que hoy está haciendo que Europa tenga a la periferia subiendo algo más del 1% pero en especial el Ibex 35 gracias a algunas constructoras y banca mediana que han sido los grandes beneficiados de las fuertes bajadas de rentabilidad en la deuda pública en el mercado secundario tras un comentario de Goldman diciendo que espera que el Banco Central Europeo amplíe su compra de activos en la primera mitad del año que viene.
 
Sin embargo, no todo es oro lo que reluce, ya que en el fondo, casi imperceptible, aumenta la preocupación por un estado de estancamiento y con un incremento de deuda realmente espectacular en Europa, lo que representa un peligro muy claro de casi tener que realizar una reestructuración de deuda en países de primera fila para poder seguir adelante.
 
Pero de momento, Europa está aprovechando que tiene viento a favor, y EEUU también, porque si Europa pone en marcha su crecimiento, el crecimiento de EEUU puede aguantar durante más tiempo y además poder aguantar también la primera subida de tipos. Dado que China y los mercados emergentes tienen que lidiar con su sobrecapacidad, es posible que las empresas vuelvan a EEUU a fabricar, lo que le daría a la economía más empuje.
Hay que añadir también a lo anterior, que se espera firmemente que China también tenga que hacer más de lo que ha hecho hasta ahora, y se espera una nueva bajada de tipos en los próximos meses.
 
Como suele pasar en los días en donde no hay gran cantidad de datos macro, sobre todo los lunes, aparecen noticias de fusiones y adquisiciones, algo que siempre gusta los operadores porque habla de nuevas colocaciones de las piezas en el tablero para poder aumentando el valor de las compañías. Hoy tenemos que BioMarin quiere comprar Prosensa por 850 millones de dólares, 3D Systems quiere comprar Cimatron, Actavis se hace con Allergan y sin olvidar que Halliburton compra Baker Hughes.
 
A destacar que Barrons apuesta por Intel y está haciendo que suba cerca del 1% en preapertura, por lo que es un buen apoyo para el Dow Jones y también para los semiconductores, con extensión a las tecnológicas.
La semana pasada, dos de los SPDR más beneficiados fueron el de materiales y el de energía, aunque ahora mismo están los dos colocados en zonas muy peligrosas.
 
Simplemente hay que echar un vistazo al gráfico adjunto para ver lo complicada que está la operativa en el SPDR de energía, ya que nos metimos en octubre en la sobreventa, dejamos en los mínimos del año una karakasa con volumen alto de compra, pero después ha sido toda una odisea, porque hemos tenido envolventes bajistas en la zona de máximos, karakasas en la zona de mínimos y sólo en la aparecida este mes hemos contado con el apoyo del volumen, lo que nos ha vuelto al llevar a la resistencia de la zona del 50% del retroceso de Fibonacci de la bajada desde los máximos de este año.

La situación de la OPEP con respecto al precio del crudo sigue siendo una incógnita, así que va a seguir complicada la operativa.

xle


Todo lo relacionado con las materias primas estuvo de muy buena gana el viernes pasado con fuertes ascensos tanto del SPDR de materiales como el de energía.

Sí miramos el de materiales, veremos que hemos tocado la zona de los 51 puntos, por donde rondan los máximos de este año, pero cerramos lejos de los máximos del día, lo que nos dejó una karakasa invertida con un repunte de volumen bastante importante, por lo que al ser en una resistencia, tenemos una muestra de interés vendedor que debemos vigilar hoy.

xlb

El viernes fue un muy buen día en los mercados norteamericanos, ya que se juntaron dos factores.

El primero de ellos, la reacción que tuvo Europa a las palabras de Draghi metiendo prisa para subir la inflación y sus expectativas a cerca del objetivo del BCE, y el segundo fue la superación de los máximos de las dos karakasas invertidas con volumen alto en sobrecompra que dejamos días atrás, por lo que se cerraron alguna que otra operación corta y se abrió la puerta a más compras.

El viernes cerramos lejos de máximos y siempre se debe tener en cuenta ese movimiento cuando estamos en sobrecompra

sdj