Bajadas moderadas a estas horas en las bolsas europeas.
 
Hemos empezado bien, porque los dos grandes factores de preocupación de los últimos tiempos, parecían hoy más calmados.
 
Por un lado el futuro del bund subía con mucha fuerza y el euro definitivamente parece que ha encontrado un gran obstáculo en su subida en la resistencia 1,15, que como dijimos ayer es especialmente complicada de pasar, porque hasta al menos el día 21 hay intereses en opciones que defienden el nivel.
 
Ha pasado el vencimiento de opciones del Eurostoxx mensual sin pena ni gloria, pero en cuanto ha terminado el vencimiento de opciones del Dax, se ha iniciado una lluvia de ventas de manos fuertes, que nos han contagiado a los demás. Parece que había ganas de vender en cuanto pasara el vencimiento, y no hubiera intereses con las opciones.
 
La realidad es que seguramente todo el mundo estará viendo este gráfico del futuro del dax:
 
s1
 
Como vemos, en la fase correctiva que lleva desde hace tiempo está siguiendo con perfección un canal bajista. Y tras la recuperación de ayer, esta mañana tocaba el techo del canal. Las ventas no se han hecho esperar. Es vital que el Dax rompa la directriz bajista de dicho canal, para tener esperanzas de que los demás nos recuperemos.
 
No obstante, la correlación con el futuro del bund es muy alta y según se mueve arriba o abajo, nos puede arrastrar a las bolsas, rápidamente a recuperarnos o a bajar más.
 
Y ojo que nos estamos olvidando temporalmente del tema de Grecia, que sigue teniendo muy mala pinta. El gobierno griego, parece que ha bajado los brazos, apostándolo todo a una solución política, que haga de tripas corazón, y vuelva a dar más dinero, sin garantía. Pero claro, por otro lado, las declaraciones alemanas son muy duras, por el lado contrario, y Alemania manda mucho en el Eurogrupo, y pocos se atreven a contradecirles… Veremos en qué termina esto, lo más probable, es que en un acuerdo temporal, que todo el mundo va a saber que no se va a cumplir, o que se inicie algún tipo de reestructuración, que desde luego, tendría un coste muy duro en Grecia.
 
 Muchos analistas se han inquietado, por la difusión de este vídeo sobre la ocupación nazi de Grecia que pueden ver en este enlace:
 
 
Y es que se vuelve a reclamar a Alemania fuertes indemnizaciones por la guerra. Estos analistas temen que finalmente este tipo de acciones por parte de Grecia, provoque una ruptura definitiva por parte de los alemanes, si es que no se ha producido ya.  Desde luego no parece precisamente la mejor estrategia de negociación.
 
El momento actual es muy complicado.
 
Los malos datos macro en EEUU debilitan al dólar, esto aleja las expectativas de subidas de tipos, y hace subir a Wall Street, pero a su vez hace subir al euro, y bajar a Europa. Europa y Wall Street se contagian en sus movimientos, y aquí nadie si vamos o si venimos…
 
Y de postre el súbito inicio de la salida de dinero de los bonos de la eurozona, a pesar de que el BCE está comprando a diestro y siniestro.
 
Mientras Wall Street, aunque intenta subir sus gráficos son muy laterales.
 
Hoy Bespoke comentaba que es el período de 50 días con menor rango entre máximo y mínimo del lateral en el Dow Jones desde 2005.
 
Quien esté operando con opciones vendidas, estará sacando mucho dinero, pero no hay que confiarse cuando se vea que se sale del lateral. Todas las estrategias de opciones netas vendidas como iron condor y demás están dando una racha muy buena por este motivo.
 
Bespoke ha calculado cuando vienen estas franjas de mercado tan estrechas como termina todo.
 
Pues bien, si miramos desde 1900, al cabo de un mes se subía el 59% las veces, Vamos que no hay pauta alguna, se puede salir por cualquier lado. No queda otra que esperar pacientemente.
 
Esta inestabilidad, desde luego pone sobre el tapete el tema de los stops loss.
 
Dejado claro que no es negociable trabajar sin stop loss, nos surgirá el problema de cómo ponerlos. Esto es más difícil de lo que parece. Requiere mucho estudio de nuestra propia táctica. Demasiado cerca acabarán lastrando la operativa de manera notable, demasiado lejos perderemos demasiado. No es fácil, pero el doctor Steenberger da aquí una variante teórica al asunto que creo es de mucho interés. Lo traigo a colación por la violencia de los días en que nos movemos.
 
 Los stop-loss en el trading: ¿los necesitamos al operar?
  
Henry Carsten ha escrito recientemente sobre distintas formas de gestionar el riesgo aparte de con los stops. He observado que los traders tienden a utilizar puntos de stop-loss que no sólo están basados únicamente en el precio, sino que además suelen estar en puntos relativamente obvios. Por ejemplo, alguien que esté corto pone un stop justo por encima de un máximo reciente o viceversa. Los stops justo por debajo o por encima de un rango lateral reciente también son habituales.
 
El problema con estos stops es que son objetivos naturales para los programas algorítmicos que explotan las asimetrías en las órdenes de compra y venta y en las tendencias. El trader que utiliza stops obvios sufre las rupturas falsas, saliendo de las operaciones justo antes de que se den la vuelta y se muevan en la dirección pretendida.
 
Una buena forma de valorar sus stops es hacer un seguimiento del mercado justo después de que le haya saltado el stop. ¿Le suele ahorrar dinero su stop? ¿Le protegen del riesgo o le privan de oportunidades? La mayoría de los traders nunca ha examinado en profundidad el verdadero valor de sus stops; simplemente asumen que los stops son necesarios (que lo son) y los coloca de forma intuitiva (y obvia).
 
A lo largo de los años, he descubierto que situar los stops más lejos de mis entradas, en puntos en los que mi idea de trading subyacente esté claramente equivocada contribuye a evitar que me salten cuando la idea es correcta. Estos stops de precio sirven para evitar una catástrofe. En mi operativa me han resultado más efectivos, en general, los stops basados en indicadores y en el tiempo transcurrido.
 
Un ejemplo de stop basado en un indicador sería un aumento repentino en el TICK de la NYSE hasta nuevos máximos o mínimos en contra de mi posición o un aumento en el volumen al alza o a la baja en contra de mi posición. Tan pronto como veo este aumento cierro la posición y vuelvo a evaluar la situación. La mayoría de las veces, ese aumento indica que la tendencia a corto plazo se ha movido en mi contra y que no es una buena idea luchar contra la misma.
 
Los stops basados en el tiempo surgen de mi observación de que mis mejores operaciones tienen una buena ejecución y suelen moverse a mi favor con relativa rapidez, con muy poco drawdown. Si tengo que esperar y esperar en la operación, las probabilidades de que se mueva a mi favor disminuyen: los factores que me hicieron realizar la operación no siguen estando en vigor. De forma parecida, si el mercado se mueve en mi contra nada más entrar, generalmente me resulta mejor cerrar la operación con una pequeña pérdida y volver a evaluar la situación.
  
Es importante tener puntos de stop-loss para las operaciones. Como he señalado con anterioridad, todo el mundo tiene un punto de stop-loss: o bien uno explícito, basado en el movimiento del mercado, o bien uno basado en el dolor. Este último puede eliminar los beneficios de varios días de buen trading.
  
Pero aunque es importante tener stops, no necesariamente todos los stops tienen que basarse en el precio. Debería cerrar una posición cuando vea que la idea subyacente es incorrecta, no simplemente cuando haya perdido una cierta cantidad de dinero.
  
Traducido del original: Stop-Loss Points in Trading: Do We Need Stops When We Trade?
  
Visto el artículo, un comentario personal de un servidor. Ya saben que sobre todo me dedico al muy corto plazo. En mi operativa a muy corto de mucho tiempo he observado lo mismo que el doctor, cuando pasa mucho tiempo desde la toma de la posición muy mal asunto. Eso quiere decir que la idea con la que entramos ha quedado desvirtuada, y hay que valorar la salida. Personalmente creo imprescindibles los stops de tiempo, al menos en el corto plazo. Mejor, si tarda mucho, dejarlo y esperar a algún indicio de que el mercado vuelve a irse con interés a donde pensábamos. Las mejores operaciones son siempre las que se ponen de cara rápido. Los alumnos que siguen trabajando conmigo a diario, saben muy bien, que esto para mí es sagrado, y a menudo oyen la cantinela por mi parte: cierro porque tarda mucho….