En estos momentos los mercados europeos navegan en el tiempo sin fuerza con un volumen muy bajo dado que es festivo en Londres y también en Estados Unidos, por lo que los operadores que manejan volumen de verdad no están presentes.

Hay muy pocas referencias a tener en cuenta y casi todas ellas se centran en noticias puntuales.

En estos momentos casi hay una especie de empate entre supersectores positivos y negativos con el de recursos básicos siendo el mejor con un incremento del 0,31% pero el de automoción y recambios es el peor con un descenso de -0,26% que iguala al de las Utilities. Como vemos, los movimientos no es que sean muy exagerados y eso enfatiza la falta de volumen y tendencia por el momento.

En movimientos destacados de valores, por un lado tenemos a IAG que cae -2,125% tras ese caos informático que le está produciendo pérdidas muy importantes en el negocio, y evidentemente, Amadeus también descienden -2,2% por estar dañada directamente.

En Alemania, Lanxess está teniendo un buen día debido a las informaciones acerca de que Warren Bauffet habría comprado una participación.

Dentro de la tranquilidad europea, mucho cuidado con Italia porque es el peor con un descenso superior al -1% ante la amenaza de que podríamos tener elecciones anticipadas en otoño. Ya saben que tras el giro que hemos tenido en la oposición en España, se está empezando a comparar la posible situación futura de nuestro país con la de Italia, pero sí Italia entra en unas elecciones anticipadas, ganaríamos algo de ventaja pues parece que no es una posibilidad real en los próximos tiempos en nuestro país. Aún así, hay que vigilar comportando relativo de ambos índices y también el diferencial de la deuda porque son los que primero van a hablar del posible deterioro del sentimiento nuestro país.