Las bolsas europeas un día más dejan pasar las horas muertas, sin apenas movimiento. Y lo malo es que el lunes, salvo noticias inesperadas puede ser peor con festivos en EEUU y UK.
 
Todo el mundo a la espera. Pero ¿exactamente de qué? Se dice que esperamos al BCE…pero está más que filtrado lo que va a hacer el BCE, bajar tipos al 0,10 o al 0,15%, poner tasa de depósito negativa en la zona de -0,15 a -0,25%, y algún LTRO para la banca que estará condicionado a que este sector de verdad dé crédito a las PYMES. Lo de la QE ya se han ocupado los alemanes de dejar claro que de momento nada. Está bastante claro lo que va a hacer el BCE entonces ¿a qué esperamos exactamente? Es difícil de saber, pero la ausencia de volatilidad, y de movimiento empieza a ser primera plana en la prensa económica
 
Por ejemplo hoy aparece este tema en The Economist. En este artículo:
 
 
The volatility crash
When moderation is no virtue
 
 
Vean este gráfico:
 
s1
 
 
La primera gráfica es la volatilidad del VIX sobre las bolsas, como ven muy cerca de mínimos de muchos años. La segunda es el indicador MOVE index de volatilidad de bonos, en mínimos de muchos años, y el último la volatilidad de las divisas, en mínimos de muchos años.
 
Bien, no me parece en absoluto baladí que pensemos sobre este tema.
 
Como bien dice el artículo de The Economist, la primera explicación que tiene un fenómeno tan raro como éste, es que la economía va perfecta y estable, y el sentido del riesgo del mercado se ha reajustado a la baja. ¿Pero de verdad va bien la economía? ¿Entonces por qué están los tipos a cero? ¿Por qué se ha llegado a pasar hambre en muchos países de la eurozona y se sigue así en muchas capas de la sociedad para bochorno de todos? ¿Por qué los crecimientos alemanes son los únicos buenos y al resto nos queda más mili que al Capitán Trueno para levantar cabeza en serio? En fin, es inútil seguir, no estamos en ninguna situación macro y de resultados de empresas que de verdad justifique este fenómeno.
 
¿Entonces qué pasa?
 
En el artículo creo que da en el clavo, la política ultralaxa de los bancos centrales, ha creado un mundo económico artificial, con una volatilidad artificial, basada en una subida de los precios de los activos, comprada a golpe de dólares por la FED (y otros bancos centrales) y una inversión que se beneficia de bajísimos tipos de interés. El problema de todo esto, es que es evidente que se romperá, en cuanto cesen los estímulos que no pueden ser eternos.
 
Vean la traducción de un párrafo:
 
Pero hay razones más profundas sobre las que  preocuparse. Una razón por la que  mucha gente de Wall Street son profundamente escépticos, si no francamente hostiles,  a las políticas de la Fed es que ellos creen que la volatilidad es el orden natural de las cosas y la supresión artificialmente a través de la política monetaria es moralmente equivalente a la fijación de precios, y de manera más práctica, destinada a terminar en lágrimas cuando la inestabilidad natural del sistema reaparezca. Yo no tengo mucha simpatía con los argumentos morales; todos los regímenes monetarios fijan el precio de algo en términos de dinero: bonos, letras del tesoro a corto plazo, divisas, oro. Pero me preocupa que al exprimir la volatilidad a corto plazo, se nos puede almacenar  volatilidad a largo plazo. Hyman Minsky pasó la mayor parte de los años de la posguerra el desarrollo de su tesis de que la estabilidad genera inestabilidad, y murió, en 1996, antes de verlo vindicado con el "momento Minsky" de 2008.
 
Asunto desde luego para reflexionar.  Personalmente creo que como dice el artículo si la laguna de volatilidad es porque todo va perfecto, pues a estar tranquilos y táctica a seguir vender puts cada mes fuera de dinero, eso lo hacía un servidor hace muchos años en períodos así, cuando llevaba hedges. Pero no es el caso. Más bien este caso me recuerda, la anterior laguna de volatilidad, les pongo un gráfico de aquella época:
 
s2
 
Por si no se ve bien, el ATR del futuro del mini S&P 500 era aún mucho más bajo que el actual, todo era estupendo, todo tranquilo, las bolsas subían con lentitud, pero subían, las fusiones y adquisiciones eran diarias, el paraíso, todos los activos estaban sin volatilidad, como ahora, lo malo es que este gráfico era de…mediados de 2007…creo que no hace falta recordar lo que pasó después. Ojo, no estoy diciendo que dentro de unos meses vaya a pasar lo mismo, pero sí, que al no ser causada la laguna de volatilidad por causas reales macro, sino artificiales, tarde o temprano, se puede desatar una tormenta de volatilidad, con tornados y todo.
 
El lunes será importante ver cómo reaccionan los mercados a las elecciones, ya saben que el problema está en que muchos operadores, creen que si se ve un ascenso de partidos extremistas o antieuropeos, se pueden desestabilizar gobiernos nacionales como el italiano o el griego, que actualmente son muy débiles, e incluso complicarse como podría ser el caso francés o inglés.
 
Para terminar quisiera recomendar la lectura de este artículo escrito por Blai5 a quien tenemos que agradecer tantos buenos indicadores como ha creado y que recomiendo totalmente. Personalmente uso a diario el Koncorde y el Vigia+astro, y eso que yo soy un intradía total, y estos indicadores inicialmente estaban diseñados para un poquito más de plazo, pero aun así van muy bien.
 
Indicadores Técnicos: Rompiendo Tópicos
 
 
Como bien dice en su artículo:
 
Critiquemos a los indicadores por lo que hacen o por lo que no pueden hacer, pero no por lo que algunos tópicos les atribuyan. Tópicos que repiten aquí y allá y que se consideran ciertos simplemente porque se repiten.
 
Por ejemplo, uno de los más habituales es el de considerar que como los indicadores técnicos se nutren de los datos del precio, son redundantes, inútiles y forzosamente retrasados respecto a ellos.
 
Y es cierto, este es un tópico muy habitual. Blai5 da argumentos en contra de esto durante todo el artículo muy razonables.
 
Vean por ejemplo esta cita:
 
En fin, que la opción de no utilizar indicadores técnicos es perfectamente respetable. Si usted se siente más cómodo o más seguro operando sin ellos, si le fastidia que le den señales equívocas o que yerren clamorosamente en ocasiones, no los use.

Pero piense en la de veces que el precio rompe claramente el soporte o la resistencia para volver atrás y pillarles/nos a contrapié. En el trading nada es garantía de nada.

Los indicadores son herramientas jóvenes, todo un nuevo mundo para explotar e investigar. Hay muchos, algunos mejores que otros. Pero yo no creo que sean inútiles. Inútiles serían si fueran redundantes y no ofrecieran una información diferente y complementaria a la del precio [cierre]; (…/…)

Cuando se recurre a la máxima de Dow de que “todo está en el precio”, yo les digo que estoy [casi*] de acuerdo. No sólo admito que todo está en el precio sino que CREO QUE HAY MUCHO MÁS EN EL PRECIO DE LO QUE PODEMOS VER A PRIMERA VISTA, y eso es lo que intentamos entresacar con esos pequeños cacharritos matemáticos que son los indicadores técnicos. [El casi* de arriba es porque -para mi gusto- falta el quinto dato fundamental: el volumen].

Yo como diseñador de indicadores aspiro a descubrir DENTRO del precio más cosas de las que todos somos capaces de ver. Ese es el desafío.

Por último, por supuesto que se nutren de datos atrasados[¡de qué otros se van a nutrir!!!], pero podemos crear fórmulas y patrones que nos den una ventaja estadística, es decir, que muestren situaciones proyectadas en el tiempo futuro estadísticamente probables. Si eso no es suficiente para alguien, que mire sólo el precio, porque en el futuro sólo podemos aspirar a las probabilidades.