Si buscásemos una analogía sobre lo que está pasando en el mercado, podemos poner como ejemplo una persona que está montada en bicicleta y está intentando pedalear fuerte, pero hay tantas ramas y palos entre las ruedas, que apenas avanzamos nada.
 
- Las cosas positivas que tiene el mercado:
 
Los datos macroeconómicos de Europa siguen avanzando.
 
El BCE quiere respetar sus propios plazos con respecto a la retirada del programa cuantitativo y también mantener los tipos bajos.
 
Los comentarios hace poco de la Secretaría de Transportes de EEUU diciendo que el plan de infraestructuras podría presentarse en mayo.
 
- Las cosas negativas:
 
La Reserva Federal ya empieza a pensar en deshacerse de su cartera de deuda.
 
La tensión de la reunión entre China y Estados Unidos que nadie sabe qué va a pasar con el comercio entre ambas partes.
 
Los nuevos cambios de personas relevantes en la nueva administración norteamericana que avivan las dudas sobre la capacidad de Donald Trump para gobernar en línea recta.
 
En cuentas muy resumidas, estos lo que hay encima de la mesa.
 
Hay que destacar que hemos tenido una subasta de deuda de España de medio y largo plazo en donde los bonos a 10 años han tenido una bajada de rentabilidad bastante importante. Esto ha demostrado que el mercado ha reaccionado a los comentarios del BCE de esta mañana diciendo que no había nada que les hiciese cambiar la política monetaria, cambiar los plazos de la retirada del programa cuantitativo y tampoco para cambiar la intención de mantener durante mucho tiempo los tipos bajos.
 
Lo anterior hace pensar que la subida de tipos de interés en el mercado secundario no va a tener efectos inmediatos sobre la economía de los países de la periferia. Además, el ratio riesgo/recompensa sigue favoreciendo Europa frente a Estados Unidos.
 
Con todo, ahora mismo el futuro del Ibex 35 está subiendo 0,32% mientras el alemán está cayendo -0,35%. Ayer el diferencial entre el alemán y el español se dio la vuelta, lo que nos hace atacar otra vez la parte baja de un canal alcista, que también apoya que los bancos estén en mejor forma que el sector de automoción y recambios.
 
Ahora mismo, la mayoría de súper sectores están en negativo y tenemos en positivo al de viajes y ocio subiendo 0,06%, las utilities subiendo 0,15% pero el bancario está cayendo -0,64% y el de automoción y recambios -0,5%.
 
Como vemos, la relación de los bancos con las utilities sigue en pie y ahora mismo con esa relajación de los tipos de interés del BCE, favorece a estas últimas.