Los nuevos descensos del euro dólar vuelven a provocar que tengamos en cuenta el apoyo de las exportadoras al índice alemán.
 
Si se fijan en el gráfico adjunto, en la parte de arriba tenemos el futuro del índice alemán, justo debajo el euro dólar pero boca abajo, para que se vea una correlación alcista con los descensos del par. Abajo del todo, el súper sector de automoción y recambios.

El gráfico que viene desde 2011, podemos ver claramente que en 2015, cuando el euro dólar perdió la zona de soportes de los máximos de 2012 (recuerden que gráfico está boca abajo), el futuro del índice alemán consiguió romper los máximos de 2014 y además el súper sector de automoción y recambios tuvo un tirón alcista bastante importante está crear máximos en 2015.

Desde los máximos de 2015, en el futuro del índice alemán y en el súper sector de automoción y recambios, una vez creado un suelo en el eurodólar, el par de monedas quedó estable y esa ausencia de debilidad, o mayor debilidad del euro, hizo que el futuro y el súper sector empezasen a descender. Una vez creados los máximos de 2016 en el eurodólar (recuerden que está bocabajo), tanto el futuro del índice alemán como el súper sector de automoción y recambios iniciaron una recuperación. Cuando el par está atacando la zona de mínimos de 2015 y 2016 (recuerden que el gráfico está bocabajo), el súper sector de automoción y recambios cambia de dirección y rompe al alza la directriz bajista, haciendo lo propio un poco antes el futuro del índice alemán.

Ahora el par está atacando los mínimos de 2015 y 2016, lo que hace que el futuro del índice alemán esté buscando atacar los máximos de 2015 y parece que el sector de automoción y recambios le está apoyando aunque le queda mucho para poder llegar a esa misma situación.

puntoclave