Sesión con dudas en Europa pensando en lo que pueda hacer el BCE en la próxima reunión, pues la economía va bien pero la inflación sigue estando en contra de que haya cambio de postura. El QE se va acabando y deben ponerse a pensar qué hacer cuando llegue el momento.

La sesión europea termina en dudas una vez que hemos conocido los importantes datos de inflación tanto de España como de Alemania.

Recuerden que el mes que viene tenemos reunión del Banco Central Europeo y todo el mundo espera que haya algún tipo de cambio de tono, algo que ya se dijo por parte de algún miembro del Consejo de Gobierno, pero los constantes e insistentes comentarios acerca de que no se fían de que la inflación subyacente se pueda mantener por sí misma, cada dato de inflación es mirado con lupa hasta la saciedad.

No sólo la inflación no es que haya mejorado, sino que en algunos países ha quedado en el mes en negativo, teniendo cuenta los problemas que está teniendo el precio del crudo para subir. Por lo tanto, no se acaban de conseguir los objetivos marcados por los bancos centrales y eso ofrece una doble visión: en cierto sentido es bueno para la economía porque el dinero barato más o menos se mantiene, pero todavía la demanda interna y los salarios no son suficientes como para poder hacer arrancar la situación de verdad. Precisamente, el banco de España ya ha comentado que los beneficios empresariales están subiendo más que los salarios, lo que podría generar problemas en la economía porque no se acaba de potenciar como debiera la recuperación económica.

Estados Unidos sigue sin librarse de la zozobra que crea el bajo rendimiento político de Donald Trump junto con un precio del crudo que no acaba de creerse la situación planteada por la OPEP.

Los datos macroeconómicos de Estados Unidos han presentado mejora tanto de ingresos como de gastos del consumidor pero la inflación no acaba de estar donde debiera, algo que no impide que vayamos en buena dirección para cumplir las previsiones de la Reserva Federal, pero ha quitado peso a que haya más de lo que la media espera.

Veamos un resumen de la sesión:

Se esperaba una apertura a la baja en Europa. 

1- Hay que recordar que ayer se cerraron por festivo las bolsas de EEUU y de Londres, por lo que la sesión de ayer fue un espejismo, y hoy habrá que ver como vuelven al trabajo los operadores. 

2- El Nikkei ha cerrado con escasos cambios

3- El principal factor bajista de esta mañana es la vuelta del riesgo político a Europa. Por eso el euro se está debilitando frente a todos los cruces, especialmente  frente al yen y ya saben la correlación inversa tan fuerte que tiene el yen con las bolsas. Cuando sube mucho como hoy no suele ser favorable.

4- Este riesgo político, viene de varios frentes. A saber. La espoleta la activó ayer Renzi al decir que Italia podría activas elecciones anticipadas, y que pensaba cambiar el sistema electoral. Los expertos dicen que si hace dichos cambios, será casi imposible que ninguna formación consiga una mayoría suficiente como para poder gobernar, lo que podría anticipar, una larga temporada de problemas políticos en Italia. 

Otro foco de tensión en esta línea es Grecia. No hay acuerdo. La historia interminable sigue su curso. Eso sí, Grecia dice que lo habrá el 15 de junio, pero eso lo vienen diciendo desde navidades...es un deja vu perpetuo.

Y para remate tensión en UK, porque May adelantó las elecciones para tener más escaños en el parlamento pero ahora por los sondeos, esta es una posibilidad que ya no está tan clara. La libra también se debilita con todo esto. 

5- Ayer Draghi dejó caer que no veía tan claro que se pudiera levantar la política actual, y fue interpretado por el mercado como que aún ve riesgos pollíticos en Europa. Nuevo tema de moda por tanto para las bolsas. 

Valores y noticias a destacar en la apertura española

Gamesa. HSBC rebaja de comprar a mantener. 

Según el INE las hipotecas en España suben el 20,2% interanual en marzo. El establishment se ha puesto las pilas para volver a dejar claro que comprar es un chollo. Sean prudentes.

IAG baja en Londres 4% por el caos informático del sábado. 

Neuron Bio baja 13% tras pedir preconcurso

IPC de España +1,9% interanual desde el +2,6% anterior

Goldman supera el 3% de Cellnex. A nadie se le escapa la oportunidad del momento en plena OPA

Popular. Expansion dice que los negocios compartidos con terceros dificultan su venta. 

Hoy foro Medcap en Madrid

Situación intradía. Comienza la semana de verdad en todos los mercados y la atención se coloca en los datos macro y la repercusión de estos en los bancos centrales.

Ayer tuvimos una sesión mortecina en los mercados europeos porque tanto británicos como americanos estaban celebrando su día de los caídos, por lo que no tuvimos volumen en absoluto y todo el mundo quedó a la espera.

Hoy ya tenemos a todo el mundo en sus posiciones pero seguimos en un cierto ambiente de espera pero ya debido a factores importantes como son los datos macroeconómicos.

Para situarnos un poco, recuerden que el Banco Central Europeo hace meses se dio cuenta de que los comentarios que estaba realizando sobre el posible cambio de tono, estaban haciendo que el mercado secundario empezase a descontar dicho cambio de sesgo por el BCE, lo que estaba obligando a países altamente endeudados a buscar una refinanciación más cara de lo que en realidad el BCE estaba disponiendo. Por lo tanto, empezaron a sosegar sus comentarios, algo que funcionó muy bien para bajar los tipos de interés en el mercado secundario, y recientemente han empezado a decir otra vez que la recuperación económica está yendo por buen camino, cada vez se extiende a más países y ha más sectores, pero siguen enfatizando que la inflación subyacente sigue muy débil, por lo que en cierto sentido gran parte de la recuperación sigue basándose en las medidas que tomaron en su momento.

Hoy vamos a tener el importante dato de IPC de Alemania y resulta que algunos Estados importantes están mostrando unas cifras peores de lo esperado y además España tiene un paso atrás en la inflación, por lo que todo el mundo está muy pendiente de ver si el BCE puede relajarse y no cambiar el tono próximamente. Esto sería dañino para el euro, pero al mismo tiempo estaríamos hablando de un impulso a la economía porque no tendríamos daño por parte de un cambio de dirección en el BCE, por lo que hay que estar atentos a la interpretación del mercado, porque tiene un cierto punto positivo.

Además, en el otro lado del charco, los americanos están empezando a pensar que podemos tener otro tirón alcista del mercado porque la revisión del producto interior bruto del primer trimestre lo deja más alto que el anterior y además ese paso adelante de la inversión de las empresas, lo que es positivo para seguir desarrollando los acontecimientos en una buena línea.

Todo lo anterior está apoyado sobre la sensación de que la OPEP no consigue dar con la tecla para hacer que los precios del crudo aumente en el corto plazo, ya que Estados Unidos sigue presentando una férrea resistencia a que suban. De hecho, el banco de España había dicho que uno de los riesgos para la economía es un precio del crudo más alto. La verdad, es que la OPEP ya ha reconocido que el equilibrio del mercado ya se ha conseguido, y el aumento de producción por parte norteamericana no puede subir toda la vida en una situación de equilibrio de mercado. Además, si venden la mitad de su reserva estratégica eso conseguirá contener la situación durante un tiempo, pero no más, así que en el futuro sí se ve una mejoría de los precios pero es bastante difícil encontrar cuándo podrían dispararse al alza, sobre todo porque cuanto más se tarde, más avanza el sector de automoción con los coches eléctricos, lo que supone una amenaza directa a la demanda por parte del crudo.

En estos momentos tenemos todavía más sectores dentro de Europa en negativo que en positivo, teniendo como uno de los protagonistas del día al de los bancos, aunque ahora ha reducido mucho las pérdidas. La atención está puesta en Italia porque el sector bancario ha vuelto a tener problemas como directo objetivo relacionado con el incremento de probabilidades de tener unas elecciones anticipadas en otoño. Ahora mismo está descendiendo -0,5%.

El peor son las telecomunicaciones con -0,74% y bebidas y alimentación con -0,52%.

Por parte norteamericana, hoy tendremos los datos de ingresos y gastos personales y la confianza del consumidor de la Conference Board, y ya saben que el consumo es el 70% de la economía norteamericana.

El saldo de las instituciones al cierre del viernes ha disminuido su actividad, algo natural pensando en que el fin de semana iba a ser largo. De momento se mantiene la neutralidad por muy poco.

Kaplan, de la Fed de Dallas, declaraciones en la CNBC

Con respecto a las subidas de tipos de interés, para lo que queda de 2017 dice ver dos más pero a la vez dice que está preocupado por los datos económicos que se han conocido recientemente. Todavía cree que se puede conseguir un crecimiento del 2% este año y que la reforma fiscal será beneficiosa o ayudaría a conseguir esto. Por otro lado, dice que algún tipo de corrección en el mercado accionarial debería ser beneficioso, algo que se puede interpretar como que los precios están muy altos y eso evita que entre dinero nuevo, para lo que se necesita un abaratamiento global que haga los precios atractivos y dé oportunidad a que más inversores se suban al carro.

Considera que la mejoría del mercado laboral debería potenciar la inflación y con respecto a la hoja de balance de la Reserva Federal dice que debería colocarse sustancialmente por debajo de lo que es hoy, en otras palabras, que deben empezar a deshacerse de todo lo que tienen dentro y recuerden que se considera que podría corresponder a una subida de tipos más.

El Banco de España sobre el proteccionismo:

Dicen que si hay más restricciones de movimiento sobre las personas y los bienes, eso debería hacer que la Unión Europea, y la zona euro, se sientan más presionadas hacia la integración.

Dentro de los riesgos al crecimiento se incluye un movimiento de proteccionismo global, unos precios del crudo más altos, la salida de Reino Unido de la Unión Europea y restricciones en los presupuestos. Aunque ve que la recuperación económica se mantendrá durante todo 2017, todavía hay riesgos verdaderamente significativos.

Los datos de Europa de hoy:

Alemania:

Precios de importación de Alemania del mes de abril nos deja un rendimiento negativo con un descenso de -0,1%, frenando un poco desde el descenso de -0,5% del mes anterior y peor de lo esperado que era subir un poquito, sólo el 0,1%.

Con respecto a la interanual, tenemos que la mejor es del 6,1%, lo mismo que el mes anterior, pero peor de lo esperado quiera acelerar hasta el 6,4%.

Francia:

- Confianza del consumidor de Francia del mes de Mayo mejora pasando de 100 a 102, por encima del 101 esperado.

- Gastos del consumidor del mes de abril en Francia no decepciona y pasa a positivo desde -0,1% alcanzando un crecimiento del 0,5%, aunque no es el 0,7% esperado.

- Lectura preliminar del producto interior bruto del primer trimestre de Francia mejora del 0,3% al 0,4%, por encima de la previsión que era 0,3%.

España:

IPC en su lectura preliminar del mes de mayo nos deja una bajada de -0,1%, bajando fuertemente desde el incremento del 1% anterior y peor de lo esperado que era una subida de 0,2%.

Con respecto a la interanual, también frenamos fuertemente desde el 2,6% hasta el 1,9%, peor de lo esperado que era el 2,2%.

Recuerden a Draghi hablar ayer acerca de que la inflación subyacente sigue muy débil.

Italia:

Precios de producción industrial de Italia del mes de abril nos deja una variación del 0,1%, compensando la bajada de -0,1% del mes anterior.

En la interanual aceleramos pasando de un crecimiento del 3% a otro del 3,7%. Esto de fondo es positivo para la inflación, así que debemos esperar todavía un poco para ver si esto acaba trasladándose a las cifras generales porque de momento las gasolinas están haciendo que la inflación descienda quitando presión al BCE.

Eurozona:

Confianza empresarial de la zona euro del mes de Mayo da un paso atrás pasando de 1,1 a 0,9, peor de lo esperado que era mantenerse estable.

Confianza del sector servicios también empeora pasando de 14,2 a 13, peor de lo esperado que era bajar dos décimas.

Confianza del sentimiento industrial aumenta pasando de 2,6 a tres, lo esperado.

Confianza del consumidor mejora también en lo esperado, pasando de -4 a -3.

La expectativa de inflación al consumo se modera pasando de 13,9 a 12,8, algo positivo para el BCE para que no cambie el tono.

Composición de la confianza empresarial y del consumo del mes de Mayo empeora de 109,7 a 109,2, peor de lo esperado que era subir a 110.

Alemania:

IPC de Alemania en su lectura preliminar del mes de mayo nos deja una variación negativa de -0,2%, bajando desde quedar plano el mes anterior. La cifra es peor de lo esperado que era un ligero paso atrás de -0,1%.

En términos interanuales tenemos un incremento del 1,5%, bajando fuertemente desde el 2% anterior y por debajo del 1,6% esperado.  

Sabiendo que hemos conocido los datos de Estados importantes de Alemania, las cifras no sorprenden, pero sí que es cierto que va en línea de lo expresado por el BCE diciendo que no acaban de ver con paso firme la inflación subyacente. Esto debería restar algo de presión al BCE, calmar algo los nervios por parte alemana y en cierto sentido es bueno para la economía porque no existe presión, aunque se necesita ver que suben los salarios para que la inflación aumente, cosa que de momento todavía no pasa en la gran mayoría de la zona euro.

Los datos de EEUU de hoy:

Ingresos personales de Estados Unidos del mes de abril nos deja un crecimiento del 0,4%, acelerando desde el 0,2% anterior, justo lo esperado.

Los gastos personales también mejoran desde el 0,3% alcanzando un crecimiento del 0,4%, lo esperado. Si no contamos con la inflación da un paso atrás bastante importante pues pasamos del 0,5% a uno del 0,2%, lo esperado.

Con todo, la tasa de ahorro se mantiene estable en el 5,3%.

El PCE interanual da un paso atrás desde el 1,9% de marzo al 1,7%. El subyacente también retrocede desde el 1,6% hasta uno del 1,5%.

La lectura del PCE no es favorable para que acelere la Reserva Federal o subida de tipos de interés, pero el incremento de los gastos y los ingresos sigue aupando la economía, por lo que la combinación es positiva para el mercado, positivo para el dólar y negativo para los bonos.

- Precios medios de las viviendas en 20 zonas metropolitanas creado por Case Shiller mejora en marzo el 5% con respecto al año pasado, mejor de lo esperado que era subir el 5,7% y mantiene el 5,9% del mes anterior.

Buena situación para la economía que se mantenga el crecimiento sin dar pasos atrás, pero no debemos perder de vista que dentro del sector están viendo que ya hay muchísima escasez de viviendas para vender, algo que puede mantener el ritmo de subida de los precios buen dato para la economía, buen dato para el mercado, bueno para el dólar y malo para los bonos.

- Confianza del consumidor de la Conference Board queda en mayo en 117,9, bajando desde 119,4 y quedando peor de lo esperado que era 119,8. Hay que decir que el dato del mes anterior se ha revisado a la baja desde 120,3.

El índice de expectativas se situó en 102,6, bajando desde 105,4 que ha sido revisado a la baja desde 106,7.

El índice de situación actual está en 140,7, mejorando desde 140,3 que ha sido revisado a la baja desde 140,6.

El índice de puestos de trabajo difíciles de conseguir pasa a 18,2, desde el 19,4 anterior, revisado al alza desde 19,1.

La expectativa de inflación a un año se mantiene en el 4,7%.

Como podemos observar en los datos, tenemos una situación que no es buena, ya que la situación actual ha mejorado, pero la confianza del consumidor desciende y también el índice de expectativas, por lo que en cierto sentido hay un sentimiento que nos lleva directamente al primer trimestre del año y el rendimiento político de Donald Trump. El dato es ligeramente negativo para el mercado, ligeramente positivo para los bonos y ligeramente negativo para el dólar.