Los mercados siguen teniendo el susto el cuerpo por los constantes dimes, diretes y titulares acerca de cómo van las negociaciones con Grecia por parte de los acreedores y el último susto que tenemos en el cuerpo es el abandono de la mesa de negociaciones por parte del Fondo Monetario Internacional, aunque también han aparecido informaciones de que los enviados de Grecia también la han abandonado.

Aquí el que no se consuela es porque no quiere, algo que parecen llevar como bandera los griegos que siguen esperando que aparezca un acuerdo el 18 de junio, en la siguiente reunión de ministros de economía de la zona euro.
 
El optimismo que parece ser constante en Grecia no lo es tanto en el lado inversor, ya que hoy otra vez el mercado secundario de deuda castiga a Grecia colocando la deuda a diez años otra vez por encima del 11%, donde está la zona de preocupación. Ese aumento de rentabilidades se lleva también al alza el resto de deudas importantes de la zona euro, lo que es un punto importante de apoyo para el euro.
 
Sin embargo, ahora mismo el par euro dólar está descendiendo -0,7% a 1,1162 por que tiene una desventaja muy importante en el plano macro que elimina ese efecto alcista que da el aumento de tipos.
 
Recordemos que la producción industrial de Francia y de Italia han quedado peor de lo esperado y hoy hemos conocido que la de la zona euro también se ha situado en abril con ascensos bastante peores de lo esperado, así que tenemos un rendimiento negativo de nuestra moneda no sólo contra el dólar sino también contra la libra, ya que este último par está descendiendo -0,52%.
 
La fortaleza de la libra reside precisamente en una producción industrial mejor de lo esperado y la fortaleza del dólar en unas ventas minoristas que han quedado mejor de lo esperado, y además con una revisión al alza de las ventas del mes anterior, así que el euro tiene peso son negativos bastante importantes.
 
Las bolsas europeas estamos teniendo descensos no demasiado fuertes pero nos mantenemos decididamente lejos de los máximos de la sesión de ayer que nos dejó algunas karakasas invertidas tanto en el futuro del índice alemán como en el europeo, siendo este último uno de los pocos que tuvo un repunte de volumen que marcó bien el giro.
 
Las químicas son el peor súper sector del día con un descenso de -0,91% seguido de las petroleras con -0,54% y los bienes y servicios industriales con un descenso de -0,35%.
 
Los mejores del día son las telecomunicaciones subiendo 0,23%, los medios de comunicación con 0,1% y viajes y ocio con 0,02% nada más.