Negociaciones de futuros
en la categoría de Trading
Las bolsas de futuros admiten que la primera transacción de un inversor sea una venta. Es decir, no tiene porqué "jugar al alza" comprando primero para vender cuando el precio del contrato suba (si es que sube!), sino que puede "jugar a la baja" vendiendo primero. En ambos casos la bolsa exige que se deposite en su cuenta una cantidad, denominada margen ("margin") o colateral, en garantía de que al vencimiento el operador cumplirá su compromiso, ya sea de entrega, si ha vendido, o de recepción si ha comprado.
Estos márgenes deben pagarlos los miembros de las bolsas de futuros, que a su vez los cobran de sus clientes. Generalmente el margen es una pequeña parte, (entre el 5% y el 15%), del valor del contrato con lo que una pequeña oscilación en el precio del contrato puede tener una repercusión importante en el valor del colateral, y esa repercusión, tanto si es beneficio como perdida, se carga en la cuenta del inversor de forma diaria.
Ese proceso se llama "Liquidación Diaria de Perdidas y Ganancias" (en inglés "Mark to Market") y los miembros de las bolsas tienen que abonar márgenes adicionales, o pueden disponer de márgenes en exceso, de forma diaria, en función del movimiento de precios de los contratos correspondientes, repercutiendo estos cargos y abonos en las cuentas de sus clientes. Dada la volatilidad de muchos mercados, los miembros de las bolsas liquidan las posiciones de clientes que no reponen el colateral requerido a las 48 horas de notificado el requerimiento.