Leasing (ventajas)
en la categoría de Economía
Económico-financieras.
Permite financiar un porcentaje, que puede llegar hasta el 100% del valor de adquisición, superior al porcentaje de otras fórmulas de financiación.

Fiscales.
Impuesto sobre el valor añadido (IVA):
El leasing evita al cliente el pago del IVA de la compraventa, que corre a cargo de la entidad de leasing. Este aspecto es especialmente interesante en operaciones de importes elevados, ya que el cliente tardaría bastante tiempo en recuperar el IVA.

Amortización:
El leasing permite deducir de la base imponible del Impuesto de Sociedades o IRPF del arrendatario hasta el doble de la amortización fiscal (o el triple en caso de pymes), lo que reduce el coste financiero-fiscal de la operación.

Ventajas adicionales del leasing operativo.

Reduce sensiblemente la cuota que el cliente debe pagar.
Ofrece una triple opción al finalizar el contrato: adquirir la propiedad del bien por el valor residual, renovar la operación de leasing, o devolver el equipo.

Permite contabilizar fuera del balance la operación de leasing.

Ventajas adicionales del leasing inmobiliario.
Las ventajas fiscales revisten especial importancia en esta modalidad de leasing, gracias a la larga duración de los periodos de amortización fiscal de los inmuebles