Las ventas ganan terreno conforme avanza la sesión y logran empujar al selectivo IBEX 35 bajo estudio hasta los 10.842,4 puntos tras ceder un 1,24% respecto al cierre del pasado viernes. De este modo, el principal selectivo bursátil español termina la sesión a un paso de alcanzar el objetivo bajista de los 10.800 puntos.

Sesión que entra dentro de los parámetros técnicos esperados a lo largo de las últimas jornadas de cotización. Llegamos a resistencias intermedias de corto plazo (10.991 puntos) con un volumen de contratación decreciente, síntoma de duda en los avances que han terminado derivando en una jornada como la de hoy en la que volvemos a poner bajo amenaza de cara a la jornada de mañana los 10.800 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

La atonía se extiende en precio y en volumen que, de nuevo, vuelve a ser inferior al registrado en la última jornada del viernes, lateralidad que únicamente consume tiempo y paciencia en el ánimo inversor de corto plazo. En este sentido, nada nuevo bajo el sol, y seguimos espeando a que de una vez por todas el índice IBEX 35 salga del letargo.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)