Los últimos movimientos del IBEX 35, antes de la apertura de Wall Street, le han llevado a cotizar en los 10.580 puntos, nivel registrado por el último máximo relevante al más estricto corto plazo y que coincide, además, con la parte superior de la figura que intentamos dejar atrás.

Después de unos minutos de incertidumbre sobre la zona anteriormente mencionada, incertidumbre que han traído consigo leves recortes, finalmente, el selectivo español al contado se ha decidido a asaltar la resistencia cortoplacista (ver “El IBEX tiene un potencial superior al 7%”).



Seguimos añadiendo buenas perspectivas técnicas al movimiento comenzado en la sesión de ayer, pues la media móvil rápida se encuentra muy próxima de cruzarse al alza con la media móvil simple lenta, hecho que no sucedía desde el pasado día 15 de ENE15 y que llevó al índice desde los 9.900 puntos hasta aproximadamente los 10.500 puntos (+6%)

En las últimas actualizaciones intradiarias se estaba destacando el papel del oscilador MACD, cuyo movimiento bajista se presume necesario y positivo para apoyar con mayor fuerza las potenciales subidas hasta la zona comprendida entre los 10.680-10.720 puntos. Pues bien, el MACD se está comportando muy bien y en base a lo comentado y, tras dibujar un último tramo bajista, parece querer girarse de nuevo al alza apoyando igualmente la superación del último máximo relativo situado en los 10.580 puntos.

Podemos dar por finalizado el movimiento throwback hacia la parte superior de la figura expuesto en actualizaciones anteriores. La superación de nuevos niveles de resistencias relativas invitan a mirar al próximo objetivo relativo situado en los 10.680 puntos.

La apertura alcista en Estados Unidos, tal y como anticipaban sus Futuros, deberían permitirnos sustentar la zona de los 10.580 puntos al cierre de la sesión.