El experto analiza el aspecto técnico de Netflix y establece una estrategia para hacer trading con el valor.
El valor ha ido desde una cotización de unos 15 o 16 dólares, hasta los niveles actuales de aproximadamente 443 dólares. Netflix es un ejemplo de cómo la idiosincrasia americana permite a los inversores tener pérdidas a la hora de invertir dinero en jóvenes emprendedores con ideas brillantes.

Esto es una idea que los inversores la tenemos muy inculcada, que en algunos casos nos permite rentabilidades increíbles. Netflix ha tenido sus problemas en los años 2012 y comienzos de 2013, pero finalmente se ha consolidado y pensamos que tiene un potencial de crecimiento muy importante.

Sin embargo, todo tiene que ver en función del precio y el valor que tienen las cosas. Estamos dispuestos a pagar 443 dólares por acción. ¿Pero eso qué significa? ¿Realmente tiene que ver con el valor de esta compañía? Netflix es una empresa que a grandes rasgos factura 4.300 millones de dólares. Obviamente van a tener que multiplicar estos ingresos y el camino de crecimiento es positivo. Pero también es cierto que los crecimientos que descuenta el mercado son muy importantes.

Aún los beneficios son de una compañía pequeña, en crecimiento. No son números de una gran compañía. Mientras que su capitalización son 26.000 millones de dólares. Es obvio que va a haber crecimiento y que eso consolidará el negocio, pero de momento pagar 166 veces los beneficios, es algo muy agresivo. Es un escenario que creemos que se descontará en la próxima década, esperemos. Actualmente no se justifica.

Si miramos el gráfico el valor perdió su tendencia alcista y ha intentado modificar su movimiento direccional. Está claro que el mercado intenta corregir los excesos y ahora nos encontramos en una zona ideal de venta. Podríamos aplicar una estrategia bajista basándonos en el doble techo.

No hay que anticiparse a las cosas que no han sucedido sino fijarse en las que sucedan. En un gráfico diario podemos ver que la tendencia es fuerte, pero nos encontramos con un set-up muy cortoplacista. En el momento en el que Netlfix pierda la zona de los 435 dólares por acción, intentaremos cubrir el hueco que marcamos. Si el precio lo hace, colocaremos un stop loss de protección en el precio de entrada y nos mantendremos a la espera de si el mercado va a corregir o no.