El experto analiza el aspecto técnico de Home Depot y establece una estrategia de trading con el valor de la bolsa de Wall Street
Como todas las compañías retail como podemos ver ha dispuesto una tendencia alcista muy acelerada, marcando claramente el comportamiento del consumidor americano. Hemos visto que la Fed con sus medidas de estímulos ha intentado generar un efecto riqueza en cuanto a la subida del precio de los bonos, lo cual ha permitido un ajuste en los yields y ha permitido que la bolsa suba.

Además, la bajada de los tipos de interés ha producido que los costes financieros de las familias y de las empresas sean reducidos y eso ha permitido compras más aceleradas. En este caso lo hemos visto en el conjunto sectorial. Lo que sí que es cierto es que Home Depot está teniendo un momento extraordinariamente bueno provocado por las noticias que están saliendo últimamente.

Ahora mismo está cotizando en máximos de 52 semanas, con mucha fuerza relativa en el conjunto sectorial y que está formando una pauta de continuación. Esto lo podemos estar contrastando con la corrección que estamos viendo en el Dow Jones y S&P 500. Eso nos permite pensar o plantear algún tipo de estrategia operativa.

Lo que sí podríamos buscar es algún tipo de operativa a corto plazo. Un trading intentando aprovechar este momento. Intentaríamos al ser posible a mitad de la vela, en torno a los 87 dólares, comprar con un objetivo mínimo de 93 dólares y con la posibilidad de que suba un poco más.

Si miramos los precios de la compañía estamos pagando 21 veces los beneficios. Es una compañía con una capitalización de 123.000 millones de dólares. Esperamos que la volatilidad sea reducida. Con lo cual el tamaño de la corrección lo podemos ajustar en torno al 1% de nuestro capital como máximo.

En este sentido, si entendemos que el precio de compra está en torno a 87 u 88 dólares. La pérdida de los 83 u 84 dólares marcaría la salida, anularíamos la operativa, y descartaríamos el movimiento alcista.