Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, analiza la situación técnica de Gamesa. 

Gamesa ha sido uno de los valores que mejor se ha comportado en las últimas semanas. Ahora, se ha venido algo abajo después de llegar a niveles de 2009. En 2009 Gamesa llegó a 16,30 euros, zona a la que no ha llegado, aunque sí que ha tocado los 14 euros, precios de principios de 2009. Ahora, el valor no pinta mal, pues desde los mínimos de 2012 ha multiplicado por 14 su precio. A pesar de las caídas de corto plazo, no ha sobrepasado los primeros soportes importantes. De hecho, a modo de pullback el precio aún podría irse a la zona de 10 euros, zona de resistencia importante por donde pasa la directriz alcista que nació en los mínimos de 2012.

En el corto plazo estaría en peligro la directriz alcista, aunque se ha venido a apoyar más o menos sobre la media móvil de 40 sesiones. Si acaba la sesión por encima de 13,30 euros, salvará la directriz. Incluso podríamos darle algo de margen hasta los 13 euros porque este nivel son los máximos de abril. Si perdiera este precio, se complicaría el aspecto y podría ir a los 11,70, 11 y 10 euros.

Gamesa dejaría de estar interesante en el corto plazo si perdiera los 12,50 euros.

Si comparamos a Gamesa con su homóloga Vestas, vemos que han evolucionado parejamente y no lo están haciendo mal, tanto estas acciones, como el sector.