Manuel Domínguez-Blanco, estratega senior de divisas en Interdin, analiza el cruce de los principales pares.  
Lo primero hay que decir que hemos recuperado todo tipo de volatilidad en los cruces. Hemos pasado hace bien poco un mes bastante apático. Ahora estamos viendo movimiento y ciertos cruces que nos tienen acostumbrados a rangos bastante superiores que se están empezando a mover. Efectivamente uno de ellos es el euro-dólar, que precisamente cuando se incrementa la volatilidad en los mercados los inversores tienden en euros y buscan el refugio del billete verde.

Ahora vemos que repunta la volatlidad, sobre todo con los sucesos geopolíticos de Gaza o Ucrania, y el dólar se está apreciando con el euro. La línea de tendencia que se inicia desde el suelo de Draghi de momento está rompiendo. El cruce está rompiendo tanto el soporte clave en la zona de 1,36 como la directriz alcista. Ahora vemos como está rompiendo a la baja. Este tipo de patrones tienen un punto de subjetividad importante.

El mercado lo que está viendo es que hay muchos operadores que el precio puede salir del rango y de momento parece que el retroceso puede continuar. Sigo pensando que el euro va a repuntar con el dólar y que deberíamos volver a máximos este año tanto por fundamentales como en la comparación con otros cruces como la librea-dólar.

Como hay un soporte importante, vamos a ver un marco más cercano, como el de 4 horas. Estamos viendo como los mínimos son decrecientes. Hay una resistencia matemática al precio bastante clara. Nos fijamos como el precio está saliendo de forma bastante abrupta de este rango, por lo que vamos a operar a mercado en el cruce.

Siempre que hay ese tipo de pautas recomiendo utilizar el bullinger. Siempre comento que el clásico error del trader que la entrada es más difícil que la salida. Y es al revés. Lo que vamos a hacer aquí es operar a mercado.