Gisela Turazzini, CEO de Blackbird, analiza la situación técnica de Caixabank.

Caixabank es un caso curioso y digno de estudio, ya que, desde su salida a bolsa como Criteria no ha dejado de sorprender. Entre las participadas podíamos tener la oportunidad de participar en empresas cotizadas como Repsol o Gas Natural, y no cotizadas como el parque temático Port Aventura o la propia La Caixa.
La salida a bosla a Criteria antes de la crisis supuso una jugada maestra de la caja, ya que le permitió liquidar activos, generar caja y mantener la propiedad del holding con los puestos en las participadas. Esto no dista mucho del caso de Bankia, pues sus inversores han tenido que ver cómo se han desplomado sus acciones un 60%, para recuperar y luego ver desplomarse otra vez un 70%.
Aunque el precio de salida a bolsa no ha sido superado desde su debut a finales de 2007, los inversores han tenido que soportar el miedo y la capitulación en una fase de alivio y esperanza que casi deja el precio en precios de recuperación. Actualmente vemos una pauta de consolidación, pues ver al valor en precios de salida a bolsa hace que concluya el calvario de algunos accionistas que, en gran parte, no son personas acostumbradas al riesgo de la renta variable, aunque les quede el dividendo.
Hoy Caixabank poco tiene que ver con el holding Criteria, ya que reestructuró la compañía basando el holding en un banco y una utilitie. Sin embargo, si somos críticos con la salida a bolsa de Caixabank, debemos admitir que la conversión de Criteria en Caixabank ha sido un magnífico negocio para los accionistas, puesto que el nuevo banco está exento de activos tóxicos, dejando en el mercado al banco más solvente de España.
Caixbank está a punto de romper sus máximos históricos y entrar en una fase de subida libre que podría permitir ir a los accionistas de la antigua Cirteria disfrutar de un mercado alcista. Caixabank tiene una pauta de continuación entre los 4,12 y 4,85 euros. La fiabilidad del soporte nos permite entrar en soporte o en break out y pull back si se superar la resistencia de los 4,85 euros. En caso de romper la resistencia, estaría en subida libre y podría levantar la cotización un 50% a medio plazo, según nos enseña el chartismo. En caso de entrar, pondríamos stop loss en 4,50 euros.