Las bolsas europeas, se mueven con pocos cambios a estas. Aunque la fortaleza eterna de Wall Street sigue haciendo mantener el tipo, cuesta mucho ante la descarada invasión de Crimea por parte de Rusia que no augura nada bueno.

También ha sido un factor positivo durante la mañana la buena marcha de la bolsa portuguesa. Sus bonos a mínimos de rentabilidad de 4 años, el PIB que ha quedado en +0,6% cuando se esperaba +0,3%. Y como ya le pasó a la española está de moda. Lleva 16% subido este año, mejor que Italia y el propio Ibex que para variar se está quedando atrás de estas otras dos.
No obstante el Ibex sigue con un spread claramente favorable por ejemplo contra el eurostoxx, aquí lo tienen eurostoxx contra Ibex

spread

 
Como ven, el spread es claramente bajista es decir el eurostoxx lleva varios meses haciéndolo peor que el Ibex, o más bien el Ibex mejor que el eurostoxx.
Por cierto que muchos fuegos artificiales, pero si miramos un gráfico del eurostoxx en meses

stoxx
 
Como vemos a años luz ya no sólo de máximos sino de una recuperación que pudiéramos dejar en notable.
 
También deberíamos tener en cuenta el desencanto que parecen mostrar los mercados tras la última reunión del BCE. No gustó la actitud de Draghi que parece no pensar que haya posibilidad real de deflación, y el euribor lo refleja de forma clarísima, porque hoy se ha ido a los máximos desde febrero de 2013. Todo un síntoma.
Otro factor positivo durante la mañana ha sido el buen dato de exportaciones de Alemania muy por encima de lo esperado, al igual que el de importaciones más del doble de lo esperado, lo cual sigue pareciendo indicar que Alemania sigue llevando una buena marcha, algo imprescindible para que tire de los demás. Y para crear inflación que ahora hace falta. Vean en este gráfico de Markit, cómo los costes laborales alemanes, aunque moderadamente van subiendo, aquí van en dirección contraria.

Alemania
Hoy ha habido subasta de deuda en España, en concreto de letras, y todo ha seguido marchando bien. Esto sigue favoreciendo que la rentabilidad de los bonos a 10 años, siga en niveles no vistos desde mucho antes de que empezara la crisis.
 
En los acontecimientos de los últimos días, especialmente en China no debemos olvidar un pequeño asunto al que los operadores están dando mucha importancia. Lo cuenta muy bien Kike Vázquez en este interesante artículo de Cotizalia.
La tercera etapa de la crisis global

Vean en concreto esta cita:
El viernes ocurrió algo inaudito en el gigante asiático, y es que por primera vez en la historia reciente del país un bono corporativo ha hecho “default” (“China suffers first corporate bond default” Financial Times 7-3-14). Así, una pequeña empresa de energía solar llamada Shanghai Chaori Solar Energy Science & Technology Co Ltd solo fue capaz de pagar una pequeña parte de los 14,6 millones de dólares que debería haber satisfecho a sus acreedores en concepto de intereses, sin que ninguna entidad pública los haya rescatado como ha ocurrido en anteriores ocasiones.  
(.../...)  La primera reacción ya la hemos visto, Suining Chuanzhong Economic Technology Development, Taizhou Kouan Shipbuilding y Xining Special Steel han cancelado sus emisiones, el mercado secundario de bonos ha minorado su liquidez, las rentabilidades exigidas aumentan (AA- 5y 7,77) y se dice que incluso los bancos estarían endureciendo sus requisitos de crédito lo que podría tener implicaciones mayores.

Hay quien se pregunta si Chaori se acabará convirtiendo en el Bear Stearns chino (“China Bear Stearns Moment Seen by BofA in Solar Default” Bloomberg 6-3-14).

Desde luego que China no pasa precisamente por un buen momento, y sus autoridades no dan una imagen clara de cómo controlar la situación.
Pasemos a un interesante estudio que han publicado diferentes medios durante los pasados meses, por ejemplo el Financial Times, entre otros. Es realmente muy interesante y a nivel básico tiene una gran utilidad.
 
Está realizado por la London Business School, bajo el patrocinio de la entidad bancaria ABN Amro.
 
Los que se preguntaron es si era mejor comprar los valores que han bajado mucho, porque se supone que tienen más margen, o en cambio los que han subido mucho aunque parezca que están más caros, por aquello de que están en tendencia alcista.
 
¿Se imagina el resultado? Pues es contundente... efectivamente... la tendencia es la amiga del inversor...
 
En el estudio observaban en un período de 12 meses cuáles eran los valores que más habían subido y cuáles eran los que menos, manteniendo entonces la inversión un mes, y al cabo de un mes se volvía empezar con la misma táctica y así sucesivamente.
 
Pues bien, desde 1956 a 2007, la compra en los mejores dio 10,8% anual más que la compra de los peores.
Pero si nos vamos a un período más largo, por ejemplo en los últimos 108 en la bolsa de Londres, las cifras son escalofriantes:
 
En los últimos 108 años una libra que se hubiera invertido con esta táctica cada mes, en los que más habían subido en una lista de 100 valores, se habría convertido en ¡4,25 millones de libras!
 
Pero una libra comprando los peores valores cada mes en las mismas condiciones se habría convertido en 111 libras.
 
Sin comentarios... comprando en tendencia se ganan 4,25 millones de libras, comprando contra tendencia se ganan 111 libras.
 
Creo que podemos obtener importantes enseñanzas de este estudio. Es estupendo que un valor esté barato, mejor para él, pero... la tendencia es la tendencia y seguir la tendencia da mejores resultados que calentarse la cabeza en otras cosas... otra cuestión es que un valor que estaba barato, pase a tendencia alcista, eso sí que es miel sobre hojuelas, pero jamás debe irse contra tendencia.
 
Se puede hacer un análisis por fundamentales impecable, pero de nada servirá si no usamos el análisis técnico para encontrar el timing correcto. Un valor que por técnico esté en tendencia bajista por muy barato que esté por fundamentales, debe ser intocable. Los números que acabamos de ver lo demuestran con total claridad.