La semana empezó con la séptima jornada consecutivas de subidas. La situación permanece igual: divergencias bajistas, bajo volumen, sobrecompra y sentimiento alcista extremos, pero en Wall Street los cierres un día tras otro son en máximos, gracias al infalible maquillaje que comienza a partir de las 8 de la tarde. Algún día tendrán que cambiar el guión, pues ya es muy conocido.
Si repasamos la situación de los índices respecto a los máximos de Junio, vemos curiosas divergencias. Los más adelantados son el Nasdaq, y por supuesto, nuestro entrañable Ibex: ambos superaron esos máximos hace un par de días. El Dow superó ligeramente ayer los máximos de Junio y cerró un 0,5% por encima. El SP500 se paró justo en ellos (956), y cerró dos puntos más abajo. El Eurostoxx hizo lo mismo, detuvo sus subidas prácticamente en ellos (2550) y cerró en 2534. Lo mismo hicieron el Dax (algo más débil) y el FTSE100. El CAC40 es el más retrasado, pues aún está a un 2% de los máximos de Junio.

Los índices están por tanto ante una encrucijada importante. La lógica dice que lo más probable sería un descanso en estos niveles, los bulls recogerían beneficios y descargarían sobrecompra, pudiendo recomprar en el siguiente soporte. Los bears tendrían al menos una salida de emergencia para disminuir sus pérdidas. Todo el mundo saldría ganando, pero... aquí lo único que importa son los planes de Goldman & Cía. Ellos ya saben hasta qué nivel van a llevar a los índices, al igual que saben a partir de qué día los van a dejar caer. Probablemente en el momento que hayan distribuido la mayoría del papel que tienen, y que fueron acumulando durante la bajada del mes de Junio. La distribución la empezaron en el 920 del SP... lo que no sabemos es si la han acabado ya o no, y si les interesa forzar niveles más altos. Supongo que esto último dependerá del volumen de compras reales (y no de futuros) que estén encontrando en el mercado. El volumen es bajo, así que quizás no puedan subirlo más, y comiencen un zig-zag bajo las resistencias actuales para terminara a gusto el proceso de distribución.

Vayamos con los gráficos:

SP contado 4 horas




Se encuentra dentro de una cuña alcista (en azul), y también dentro de un canal alcista (en verde). Ayer testeó las bases de ambos, y rebotó. Las figuras de velas son curiosas: a la vez una estrella vespertina, y una envolvente alcista. Las envolventes alcistas son figuras de cambio de tendencia: si se producen en soporte y con tendencia bajista previa pueden indicar un suelo, pero si aparecen en resistencias y con tendencia alcista previa, pueden anunciar un techo. De manera que el conjunto de la figura es más bien de giro bajista.

Lo importante es vigilar la posible ruptura de la cuña (primero) y del canal (después). No sería esxtraño una pull-back en el 944 para retestearlos. Si el 944 no aguantase, como hizo ayer, el pull-back sería en el 935.

La opción no dibujada es que escape por arriba. Para ello tendría bastantes dificultades: en la zona de 955-960 confluyen las bandas superiores de la cuña y el canal, la Bollinger, y el canal de Pitchfork. Y los indicadores están bajistas y mostrando divergencias. Aunque todo es posible... veremos qué tienen preparado esta tarde-noche los market-makers.

EUROSTOXX 4 horas


Ayer los índices europeos se mostraron más débiles que los americanos, y el Eurostoxx no fue la excepción. A diferencia del SP, el rebote de la tarde-noche se quedó a mitad de camino de los máximos. No sería de extrañar que ese camino lo recorran durante esta mañana. La clave será el comportamiento, en ese segundo ataque,  ante la zona de fuerte resistencia marcada en rojo. El desenlace, como siempre, lo determinará la sesión americana.


Estrategia Swing


Ayer seguimos buscando el punto de giro infructuosamente, con un par de operativas fallidas, con stops ceñidos de no más de 15 puntos. La situación sigue siendo muy complicada para una estrategia swing. Esperaremos hoy el comportamiento de los índices ante las figuras de cuña y canal en las que están. Una ruptura confirmada sería señal de cortos.