El IBEX 35 no sólo no ha reducido sus pérdidas del inicio de sesión (ver “Caen los 8.816 puntos”) con el objetivo de acercarse a niveles significativos sino que los números rojos se han incrementado y a media sesión cae en torno a un 2%, situándose cerca de los 8.760 puntos. Aun así, en los últimos compases se han logrado reducir tras hacer suelo en los 8.662 puntos. Caída similar, aunque algo más reducida, que la de los principales índices europeos con el DAX cayendo un 2,36% y el EUROSTOXX 50 un 2,16%. Además, la caída es generalizada en el principal selectivo español, aguantando únicamente, y con subidas de un punto porcentual, Indra y Repsol.
 
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos con MACD (ventana central) y volumen de negociación
IBEX 35 en gráfico de 15 minutos con MACD (ventana central) y volumen de negociación
Webinarios gratuitos para invertir
El departamento de análisis de Estrategias de Inversión realiza una serie de webinarios gratuitos para conocer las Acciones Españolas, Europeas y de EEUU que más nos gustan, así como un webinario sobre Indicadores técnicos.
Fuente: VisualChart y elaboración propia

Una caída que se ha intensificado tras conocerse un dato de PIB de Alemania que ha sorprendido positivamente al consenso de mercado tras crecer un 1,7% en 2015, una décima más de lo previsto, lo que ha sido recibido por el mercado como una señal de que el QE del BCE podría no ser ampliado. Además, la caída se ha agudizado hasta tocar los 8.662 puntos, cifra desde la que ha logrado rebotar y si continuara reduciendo números podría aproximarse de nuevo a la zona de los 8.836 / 8.816 puntos que sería la zona que pondría fin a la tendencia bajista de corto plazo. 

 

Las bolsas se la juegan.

El Rally de fin de año y rotación de sectores , las bolsas se la juegan en Diciembre y Enero.

El FMI prevé un rebote del crecimiento mundial del 5,2% en 2021 y del 4,2% para 2022. Según sus estimaciones, el PIB de las economías avanzadas se elevaría un 3,9% el próximo año y un 2,9% en 2022 y, dentro de éste, la zona euro repuntaría un 5,2% y un 3,1% en línea con lo que haría EEUU. No se puede prever con exactitud si los crecimientos del próximo año rondarán estas cifras, pero traerán consecuencias.

Los movimientos corporativos, la evolución de las divisas y las politicas de los bancos centrales moverán y mucho los mercados, ya que los inversores institucionales van a rotar carteras hacia sectores con más potencial y menos riesgo.

Descúbrelo aquí