El Bank of America cree que se haya producido la capitulación final previa a la formación de un suelo. Los datos de empleo no proporcionaron  información nueva acerca de la marcha de la economía de los EEUU. 

ultima oleada vendedora

Hemos vivido una semana salvaje en Wall Street. El S&P 500 se ha movido desde la zona de soporte, 2.625, hasta la de resistencia, 2.820, y vuelta a la zona de soporte.

La zona de soporte que se extiende entre 2.625 y 2.600 por el momento está funcionando.

Por lo tanto, debemos considerar que el S&P 500 sigue dentro de un amplio movimiento lateral.

El viernes se publicaron los datos de empleo del mes de noviembre, estuvieron ligeramente por debajo de lo esperado. Ahora bien, en mi opinión, el problema fundamental es que de los mismos no podemos deducir en que medida se está desacelerando la economía de los EEUU.

La pérdida del nivel del 3% por parte de la rentabilidad del bono estadounidense a 10 años, ha llevado a todo el mundo a preguntarse por el grado de desaceleración de la economía de los EEUU.

Por el momento, a partir de los datos publicados el viernes, vamos a considerar como escenario más probable que Powell suba los tipos en diciembre. Y lo hará no sólo porque de los datos se deduzca que la economía de los EEUU sigue en la senda de crecimiento, sino porque si no lo hiciera el miedo de los inversores a una brusca desaceleración económica se dispararía.

La pendiente de la curva de tipos de interés del dólar en el plazo 2-10 años se ha acentuado algo en la semana pasada.

La pregunta que nos estamos haciendo todos es cuándo se producirá la capitulación final. El CIO de Bank of America ha dicho: "Everyone is bearish but no-one is short!".

Por lo tanto, debemos considerar que aún falta alguna presión bajista más antes de que se alcance por fin un suelo.

¿Qué podría desencadenar esa oleada bajista?

Teniendo en cuenta que todos los inversores están centrando su atención en la inversión de la curva de tipos, podría suceder que la confirmación de esa inversión podría desencadenar esa oleada vendedora final. La siguiente pregunta lógicamente sería cuándo.

No soy adivino, obviamente, pero teniendo en cuenta que la rentabilidad del bono a 10 años ha perforado el soporte de la zona 3% y que el volumen de posiciones cortas por parte de los "hedge funds" sigue siendo elevado, es probable que la inversión de la curva se produzca en los próximos tres meses y en consecuencia podria producirse el mínimo de la actual fase correctiva durante el primer trimestre de 2019.

Por lo que hace referencia al DAX Xetra, sigue dentro de una tendencia bajista. Ha llegado a la zona de soporte que se prolonga entre 10.800 y 10.400. Por el momento, mientras se mantenga por debajo de 11.100, vamos a considerar como escenario más probable que siga cayendo. Por este movio, resulta muy probable que intente alcanzar el 10.400.

El IBEX 35 sigue dentro de una tendencia bajisa de corto plazo. Mientras se mantenga por debajo de 8.950 consideraremos que lo más probable es que se dirija al 8.600.