Aunque las bolsas reaccionaron con alzas a las palabras de Powell, debemos de reconocer que dijo lo mismo que había dicho el martes el vicepresidente del FED, Richard Clarida.

Trump ya estará contento con Powell y el mercado también.

Powell ha modificado su percepción acerca de la marcha de la economía de los EEUU.

Lo más probable es que el S&P 500 y el NASDAQ 100 sigan subiendo a corto plazo.

Powell da marcha atrás.

Powell no esperó y aprovechó la primera ocasión que tuvo para decir que el proceso de subida de tipos se encuentra cerca de su conclusión, al estar cerca del tipo de interés neutral.

Ahora el mercado valorará las actas de la reunión del FOMC de comienzos de noviembre, que se publicarán el jueves.

"Los tipos de interés siguen siendo bajos para los estándares históricos - a pesar de haberlos subido ocho veces-, y se mantienen justo por debajo del amplio rango de estimaciones del nivel que sería neutral para la economía, es decir, ni acelerando ni desacelerando el crecimiento", dijo Powell  en su discurso de ayer.

El mercado de futuros sobre fondos federales espera una subida del tipo de interés de los fondos federales en diciembre y otra más en 2019. El mercado de futuros sobre fondos federales sigue sin creerse el gráfico de puntos del FOMC.

En cuanto a la guerra comercial con China,  "The New York Times" publicó un informe en el que ha dicho que Trump estaba preocupado por el impacto de una larga guerra comercial con China en los mercados y en la economía global. Esta noticia fue interpretada por los participantes en el mercado en el sentido de que Trump podría facilitar un acuerdo con China antes de lo esperado.

Los mercados recibieron con alzas las palabras de Powell, pero no debemos pasar por alto que revelan el miedo a una desaceleración económica brusca en los EEUU.

La caída del precio del petróleo, el cercano fin del proceso de subida de tipos y las compras de bonos del Tesoro de los EEUU por parte de Arabia Saudi, da la sensación que es una actuación coordinada para relanzar la actividad económica global.

El S&P 500 superó la resistencia de la zona 2.680-2.700. Por lo tanto, vamos a considerar como escenario más probable que ya haya formado suelo en torno a los 2.600-2.625. Incluso, debemos considerar como escenario más probable que ahora intente dirigirse a la zona de los 2.820.

Es probable que tras la fuerte subida de ayer, el S&P 500 se mueva de forma lateral a muy corto plazo. Ahora bien, mientras se mantenga por encima de 2.725, nuestra predisposición debería seguir siendo alcista.

El NASDAQ 100 superó el 6.735. Ese nivel que establecí como referencia. Y, ahora que ha sido superado ámpliamente, vamos a considerar como escenario más probable que el NASDAQ 100 se dirija ahora a la zona de los 7.200. Mientras se mantenga por encima de 6.870, nuestra predisposición debería ser alcista.

El movimiento de ayer hace más probable que el DAX intente dirigirse al objetivo de los 11.570.

Y lo mismo podemos decir del IBEX, el objetivo de subida para el jueves lo vamos a establecer en el 9.250-9.300.

El precio del petróleo volvió a caer, luego su tendencia sigue siendo bajista.

La razón por la que ha caído el precio del petróleo es fácil de comprender: EEUU, los países de la OPEP y los que no están integrados en la OPEP han incrementado notablemente su producción desde los mínimos de junio de 2016.