El rebote se enfría pese a que el Ibex tenía todo para subir. Por debajo de 11.418 se buscaría tapar el hueco de apertura con los índices de EEUU lastrando a la baja.




A medida que avanza la jornada, la euforia de ayer en torno al acuerdo sobre Grecia disminuye y los índices europeos se desplazan dentro de un rango estrecho a la altura de las directrices alcistas que parten de máximos anuales. De esta manera el momento positivo a muy corto plazo comienza a reducirse pese a que la macro de hoy suponía una excusa perfecta para continuar con el rebote de ayer (ver “Los PMIs alcanzan máximos de los últimos 4 años”).


Ibex 35 en gráfico de 15 minutos con oscilador MACD 
Fuente: VisualChart y elaboración propia


Al enfriamiento de las alzas ha contribuido la mala apertura de los índices de EEUU después de las declaraciones tensionadores de Jerome Powell, miembro con derecho a voto de la Reserva Federal, que apuntaba a que el USD se encuentra fuerte por la fortaleza de la economía de EEUU y que una subida de tipos en septiembre se encuentra al 50% de probabilidades.

En este entorno el nivel clave a vigilar es el mínimo de la sesión situado en 11.418. Por debajo el Ibex buscaría tapar el mínimo de la sesión y comenzaría a considerarse que el rebote de ayer ya ha puesto en precio gran parte de las buenas noticias desde el frente de Grecia.