Si a lo largo de la apertura las compras nos sorprendían para bien, al cierre vuelven a sorprender, pero para mal, dado que los mismos que lograban avanzar un +1% en los primeros compases de la sesión, finalmente volatilizan toda ganancia volviendo a registrar una sesión, la novena, en plano para nuestro selectivo IBEX 35, cuya versión al contado termina con un leve avance del +0,23% hasta concluir en los 10.905,9 puntos.

Los osos se han posicionado de manera contundente en los 11.000 puntos, cota a partir de la cual los alcistas se han visto totalmente incapaces de dar continuidad a su gran apertura al alza, registrándose un violento impulso a la baja, respaldado por un incremento del volumen de contratación que ha sido imparable, llevándose por delante todo soporte que se encontraba en escala temporal de cinco minutos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

Solamente los 10.883 / 10.878 puntos parecen haber podido cumplir su papel, aunque de manera muy residual dado que ha sido al final de la sesión y tras haber caído con bastante violencia.

Con un volumen de contratación que mantiene el repunte de las últimas sesiones, el precio sigue lateral en escala temporal diaria, nulo movimiento con cada vez mayor participación de los inversores, situación que no debería permanecer vigente mucho más tiempo, provocando un movimiento contundente al corto plazo rumbo a los máximos anuales de los 11.184 puntos si es al alza o por debajo de los 10.622 / 10564 puntos si es a la baja.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)