La cadena de comida rápida más importante del mundo no levanta cabeza en cuanto a niveles de ingresos, mientras que en bolsa sigue siendo alcista a largo plazo.
McDonalds tuvo un mes de noviembre terrible, con ventas decepcionantes en sus tres principales regiones, incluyendo un impresionante descenso del precio de sus acciones en Estados Unidos después de los resultados combinados con la fortaleza del dólar como principal causante para sus beneficios.

Las ventas comparables totales cayeron un 2,2% en noviembre, peor que el 1,7% que esperaba el consenso de mercado. Este descenso fue más notable en territorio estadounidense, donde las ventas mensuales comparables cayeron un 4,6%, más del doble con respecto a la lectura anterior que fue del 1,9%.

También se observó un descenso en Europa del 2% y un 1,9% en la región de Asia-Pacífico, Oriente Medio y África. Por su parte, en China la caída que se vio fue del 4% con respecto al 3,8% que preveía el consenso de expertos.
Al mismo tiempo, los precios del gas, vistos como han estado beneficiando a muchos restaurantes no han ayudado lo suficiente para compensar a los usuarios que han elegido consumir en otros establecimientos.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que McDonalds se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 5 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico pone de manifiesto que aunque la tendencia a medio plazo sigue siendo alcista, a largo plazo el valor sostiene su tendencia bajista. Así, el momento total lento es negativo y el volumen a medio plazo es decreciente. Los puntos positivos que resaltan estos indicadores es que el momento total rápido es positivo, el volumen a largo plazo es creciente y la volatilidad que muestra el valor es decreciente en el tiempo.

Indicadores Premium McDonalds


Si quiere recibir alertas cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí