Los bancos centrales parecen estar condenados a intervenir para siempre en los mercados.

Tienen mucho miedo a la próxima recesión y quieren evitarla como sea.

La perspectiva de entrar en recesión sin contar con suficiente munición aterra a los bancos centrales.

El propio modelo del FED atribuye una probabilidad del 23,62% de que la economía de los EEUU entre en recesión.

Pues bien, aunque la probabilidad es relativamente baja, ¿por qué "Los bancos centrales están debatiendo actualmente si debería limitar su controvertida herramienta de compra de bonos a situaciones puramente de emergencia o si debería recurrir a esa herramienta con mayor frecuencia" ?, tal y como dijo el viernes la presidenta del Banco de la Reserva Federal de San Francisco,

En el caso de que la situación empeorase, lo más probable sería que el FED optase primero por situar los tipos de interés cerca o por debajo de cero, y posteriormente ampliar su balance.

Tras la conclusión del año lunar, las bolsas chinas abrieron con alzas pero sin ser superar ninguna resistencia significativa.

Los mercados europeos siguieron la estela de las bolsas chinas y cerraron con alzas, con lo que aumenta la probabilidad de que los mínimos del pasado viernes actúen como soporte. Me refiero concretamente a la zona de los 8.800 del IBEX y los 10.800 del DAX. 

Mientras esas referencias seas respetadas vamos a mantener una predisposición alcista. Y, por lo tanto, que aún falte por desplegar un nuevo tramo al alza.

El FTSE MIB Index cerró con alzas a pesar de las propuestas de los populistas italianos de "reducir a cero" al banco central italiano y a la CNMV italiana. Y, por si fuera poco, Salvani reclamó ayer el control de las reservas de oro del banco central de Italia. 

El S&P 500 se movió lateralmente durante la sesión de ayer, no hubo novedades. Lo más destacado es que respetó el soporte de los 2.680. Esta zona soporte puede funcionar después de que el pasado viernes el S&P 500 dibujase un pequeño "pin bar".

Sigo pensando que lo más probable es que el S&P 500 intente alcanzar la zona de los 2.800. Es cierto que ese "pin bar" no es una gran figura de vuelta pero sí que podría servir como apoyo.

El NASDAQ 100 presenta una pauta que permitiría un recuento en el que faltaría por desplegarse una onda al alza. Ahora bien, a corto plazo, está atrapado en un movimiento lateral y el viernes dibujó un "marubozu", que, como hemos dicho en el caso del S&P 500, anticiparía la formación de un suelo a corto plazo.