La cotización del cobre no ha sido capaz de superar, al menos por el momento, la resistencia de la zona 3. Esa resistencia es significativa y su superación confirmaria un repunte de la actividad económicaa nivel gobal.

Ray Dalio y Bridgewater obtuvieron grandes beneficios en sus carteras de "paridad-riesgo" una vez que los bancos centrales tiraron la batalla.

El ratio sharpe de este tipo de carteras ha alcanzado un nivel cercano a 7 en el primer trimestre de 2019, cuando en media suele encontrarse en torno a 0,7. Es algo excepcional.

Según Bank of America, cuando se da esta circunstancia suele ser una señal de peligro para las bolsas.

Goldman está adivrtiendo a sus clientes que la divergencia entre el comportamiento del S&P 500 y de la rentabilidad de los bonos a 10 años, puede estar anticipando la formación de un techo a corto plazo

A pesar de ello, no podemos negar que la tendencia a corto plazo del S&P 500 sigue siendo alcista a corto plazo. Y mientras no haya pruebas de su agotamiento, seguiremos otorgando el beneficio de la duda al mercado alcista, si bien tendremos muy en cuenta donde se encuentran las zonas de soporte significativas por si resultasen perforadas.

Tras tres días de subidas, es lógico que se produzca una parada.

Por el momento, vamos a considerar como escenario más probable que los índices estén desplegando un movimiento lateral dentro la tendencia alcista de corto plazo. Este es el escenario más probable en el Shanghai Composite Index.

El S&P 500 ha superado el 2.820 y ahora se encuentra justo en la resistencia de los 2.875, que es una importante zona de resistencia. Lo más probable es que el S&P 500 se mueva de forma "lateral-alcista".

El viernes se publicarán datos de empleo. Y pueden ser el catalizador que acelere el movimiento del S&P 500, al alza o a la baja. En principio, vamos a considerar como escenario más probable un movimiento al alza.

La zona de soporte significativa del S&P 500 la situamos en torno a 2.830. Y mientras se mantenga por encima, la predisposición seguirá siendo alcista a corto plazo.

El DAX ya se encuentra en el 11.800. Mientras se mantenga por encima de 11.545, prediposición alcista.

El IBEX cerró ligeramente por encima de 9.400. Mientras se mantenga por encima de 9.280, predisposición alcista.