El IBEX 35, en su versión al contado, termina la sesión con un retroceso del -0,57% siendo el peor de los grandes índices europeos, finalizando concretamente en los 10.449,1 puntos. Jornada que vuelve a situarse a un paso de perforar soportes clave de corto plazo como son los 10.444 / 10.402 puntos.

Tal y como sucedió ayer, la cota de los 10.528 puntos vuelve a funcionar como resistencia, el punto elegido por las ventas para volver a lanzar un ataque que ha durado toda la sesión y que les permite perforar al cierre el importante soporte en escala temporal de 5 minutos situado en los 10.451 puntos.

IBEX 35 en gráfico de 5 minutos con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)

De esta manera, el precio registra un contundente vela con cuerpo bajista, con sombras tanto superiores como inferiores prácticamente inexistentes, que evidencia una unanimidad bajista cerrando a un paso del área de soporte clave de corto plazo de los 10.444 / 10.402 puntos.

Mañana inevitablemente dicha área de soporte volverá a ser protagonista, si es que en algún momento del muy corto plazo ha dejado de serlo, dado que su perforación al cierre de sesión habilitaría poner en jaque el hueco alcista abierto en los 10.377 puntos. De nuevo la jornada de mañana va a requerir de una reacción de las compras, la enésima, reacciones que llegan a cuenta gotas y que cuando lo hacen no son lo suficientemente creíbles para pensar en atacar con certeza el nivel crítico de los 10.772 puntos.

IBEX 35 en gráfico diario con MACD (ventana central) y volumen de contratación (ventana inferior)