El analista técnico ha proporcionado su exposición sobre cómo se encuentra el índice de referencia de Estados Unidos y el recorrido que podría desempeñar en el futuro más próximo.
Jonathan Krinsky, analista técnico de MKM Partners, utiliza la comparación del famoso dicho “que viene el lobo” para dar la explicación de lo que ha sucedido en el último año y medio en el mercado norteamericano. Asegura que durante todo ese tiempo se ha alertado de que la corrección iba a llegar sin éxito y que ahora que podemos estar ante ese momento hay muchos que no se lo creen.

En un elaborado informe explica que en su libro de estrategias del 2013 veía todas “las inversiones menores que proporcionaban un trampolín para nuevos máximos”. En esta línea apunta que tales “escenarios de sobreventa crean excelentes oportunidades de compra”.

“Mientras, pensamos que un rebote de corto plazo debería materializarse en breve”, avisa el analista. “También ha habido un cambio pronunciado en las características en las últimas semanas en las que se vería que un rebote en el S&P 500 podría, por primera vez en mucho tiempo, dejar de hacer un nuevo máximo”, analiza Krinsky.

Por tanto, en el caso de que eso sucediera “estaríamos sin duda ante un gran cambio en el carácter que ha seguido el activo hasta ahora; es decir, el Lobo, finalmente podría estar llegando”, explica haciendo la comparativa con la famosa frase.

Análisis técnico S&P 500


Krinsky destaca una serie de indicadores técnicos en su explicación, aunque resalta que “cuando el S&P 500 visite los 1.900 puntos es cuando realmente conoceremos qué tipo de mercado estamos viendo”. Es por eso que ve que ese nivel es absolutamente clave para pronosticar el devenir próximo.

“En ese instante observaremos Si rompe el mercado aún más a la baja, o si por el contrario solo será otro rebote para buscar los 2.000 puntos”, concluye Krinsky en su explicación pormenorizada de la visión técnica de este índice.