No siempre hay que apostar por la subida de las acciones. En este sentido, el experto de Stifel Nicolaus ve interesante apostar por cortos en la industria de la biotecnología.
Las empresas biotecnológicas y farmacéuticas dominan la lista de acciones que más han caído durante las últimas jornadas, debido a los informes trimestrales de esta semana. Para Brian Klein, analista de Stifel Nicolaus, esta circunstancia obedece a una muy buena razón, según ha declarado a la CNBC.

Las empresas de dicha industria representan 6 de las 18 acciones con el mayor porcentaje de caídas en relación a la presentación de sus cuentas del segundo trimestre, según asegura Markit. Las apuestas para ir a cortos en estas compañías, de las cuales la mayoría son de mediana y baja capitalización, son por lo general para valores concretos, pero la industria en su conjunto ofrece oportunidades únicas para los inversores bajistas.

“Lo que hace que la biotecnología sea susceptible a este tipo de inversión es que al final del día recibe un 'sí' o un 'no' para poner en circulación un medicamento en concreto”, dice Klein. "Esos eventos permiten hacer apuestas con grandes oscilaciones, así que puedes hacer un montón de dinero como inversor apostando por una estrategia de extremos”, apunta.

Pero incluso antes de que se tome una decisión final, la industria biotecnológica tiene “conjuntos regulares para los inversores a cortos”, en opinión de Klein. En esta línea asegura que ese tipo de apuestas en otras industrias “podrían tardar años en dar sus frutos”.

Klein cubre Geron, una compañía de biotecnología con sede en California se encuentra en el puesto 12 en la lista semanal de Markit de acciones más bajistas. El analista mantiene la recomendación de "mantener" sobre los títulos de la compañía. A principios de este año, el único medicamento de Geron, imetelstat, recibió la aprobación de la FDA para ensayos sobre el tratamiento de un tipo raro de cáncer desangre.