Manuel Arroyo, director de Análisis de JP Morgan AM, analiza la situación de las bolsas tras la 'gran corrección', aunque cree que se trata de una caída lógica tras años de una tendencia alcista continuada. 

Estrategias de inversión: Corrección en las bolsas. ¿Es normal que haya llegado?
“Técnicamente era raro que un mercado suba sin pausa durante dos años y ha llegado, pero ha habido una sobrerreacción en base a excusas. Creemos que se ha tomado un respiro el mercado”.

Se dice que los hedge funds puede estar detrás de estas caídas…¿Volverá el tono alcista?
“En Europa para ser justos donde la caída ha sido un poco más pronunciada, todo empieza por datos macro, mientras que en USA, donde la caída ha llegado más tarde, los hedge funds han recogido plusvalías y ya están abriendo posiciones largas.

Pero no ha habido nada nuevo. Simplemente es esperar a que pase el episodio de volatilidad”.

Los rumores apuntan a que la FED podría retrasar el fin de las ayudas. ¿Han oído algo de esto?
“Un presidente de la FED ha pedido que se retrase el fin de la compra y no sabemos si tendrá un impacto importante en el mercado. Tan sólo ha sido uno de los miembros y la posibilidad de que eso suceda es muy baja”.

USD. Dicen en USA que no les preocupa su subida, ¿cree que afectará a la economía?
“Si tenemos un euro más débil a las exportaciones europeas nos viene bien. Me extraña que alguien lo piense de todas formas porque llevan años intentando devaluar su divisa”.

¿Alemania no os preocupa, entonces?
“Los números de septiembre van a ser mejores y Alemania lo va a seguir haciendo bien, con un crecimiento esperado entre el 1% y el 1,5%. Es un riesgo que entre en recesión, pero no lo vemos probable”.

El BCE se siente solo. ¿Qué hay de Francia e Italia?
“Están creando un clima de tensión política con Alemania porque están pidiendo flexibilidad en las reformas y el resto piden todo lo contrario. De todas maneras, posiblemente sorprenda Francia con un crecimiento del 1% y de Italia no esperamos crecimientos positivos en los próximos trimestres”.

QE europeo. ¿Beneficiará realmente a alguien?
“Si lo hace no es para estimular al mercado. Cuando llevamos ya varios años de QE en US y la ventaja que nos lleva ya Japón, la realidad es que no consiguen crear inflación. No sé hasta qué punto se puede decir que es un éxito sin conseguir generar inflación.

No sé que impacto tendría, pero si persigue bajar la rentabilidad de los bonos ya el margen es muy bajo. Además, implementar una QE en Europa es mucho más complejo y el efecto es, como mínimo dudoso”.

¿Quién sostiene a las bolsas entonces si los beneficios no acompañan y se retiran los bancos centrales?
“No creo que haga falta una gran corrección. A día de hoy no está cara la bolsa. Evidentemente, si no vemos crecimiento de beneficios en Europa sería difícil justificar subidas de las bolsas. En ese sentido, el trimestre anterior fue bastante positivo y esperamos que la tendencia continue.

El mercado high yield podría haber anticipado la caída de la bolsa. ¿Qué salud presenta?
“Cuando hay una tendencia de aversión al riesgo, todo lo vinculado con él lo hace mal. Es el famoso ‘risk on-risk off’. Los fundamentales del high yield son muy sólidos, con tasas de impagos en mínimos históricos, no hay ningún problema de crédito.

Pero, en el momento que hay algo de nerviosismo, obviamente se va a notar en high yield”.

RV Europa. ¿Qué previsión manejáis?
“Estamos cortos de RV. Para los próximos ejercicios barajamos rentabilidades de entre el 5% y 10%. Tenemos que ajustar las expectativas porque no van a ser siempre años de crecimiento de un 20%”.

¿El petróleo será un catalizador para USA?
“Va a tener un impacto positivo en el consumo de las familias y provocará un importante crecimiento económico”.