Johnson&Johnson vive un momento de estabilidad bastante tranquilizador para sus intereses, según se desprendende de los análisis del consenso de analistas, tras la presentación de resultados financieros del segundo trimestre del año. La empresa de Nueva Jersey obtuvo un beneficio un 20,7% superior en comparación al segundo periodo del 2012.


Además, la compañía estadounidense logró doblar las ventas con respecto al mismo periodo del año anterior con 35.382 millones de dólares. Sin embargo, a nivel de cotización
la firma norteamericana se ha consolidado después de alcanzar los 90,72 dólares por acción y podría ir a retroceder en las próximas fechas. Según Luis Francisco Ruiz, director de análisis de Estrategias de Inversión, "el precio desarrolla un nuevo impulso a la baja, esta vez desde 90,72, y comienza a perder la línea de cuello de una formación chartista con implicaciones bajistas denominada Hombro-Cabeza-Hombro, H-C-H".  (Ver
Dupont, American Express y Johnson&Johnson para cortos)

Así, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversion señalan que Johnson&Johnson se encuentra en fase consolidación, mientras que recibe una puntuación de 7 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico muestra que la tendencia a corto plazo es bajista, aunque a largo plazo se mantiene alcista. Además, el volumen a corto plazo es decreciente y la volatilidad de la compañía sigue decreciendo.