El selectivo español "se aproxima mucho a la segunda zona de objetivos en 8.800 puntos” y,  en caso de perder este escalón, “se abriría la puerta a nuevos objetivos bajistas en torno a los mínimos del año 2009", asegura Alejandro Martín, subdirector en España de Hanseatic Brokerhouse.