Las acciones de GoPro caen hoy por primera vez en bolsa desde que debutó el pasado jueves en bolsa. Los títulos del fabricante de cámaras de vídeo han llegado a caer más de un 12% en algunos momentos de la sesión.

La compañía cerró ayer con subidas de más de un 20% por encima de la cota de 48 dólares por acción, lo que permitió a los accionistas que entraron en la OPV más que duplicar el valor de su inversión. La empresa salió a cotizar a un precio de 24 dólares por acción y desde ese momento su evolución en bolsa parecía imparable.

Al quinto día de vida en bolsa, sin embargo, parece que esa tendencia imparable de subidas ha parado en seco. Según apuntaba Karl Loomes, analista de SunGard Astec Analytics a Forbes, los descensos de hoy podrían haberse provocado por la entrada en escena de las ventas en corto. De hecho, este experto afirmaba que “el coste de pedir prestadas acciones de GoPro –para cortos- se ha convertido en uno de los más altos de nuestro sistema. (Ver: GoPro podría ser un candidato para ventas a corto)

Loomes ha afirmado que todo parece indicar que “los vendedores a cortos están tomando interés debido a las rápidas ganancias de la empresa esta semana”.

Precisamente ayer, Kevin O’Leary afirmaba que GoPro era una empresa que se estaba poniendo muy interesante para cortos, aunque él pensaba que esto se produciría más adelante cuando los fondos que no pudieron entrar en la OPV terminaran de posicionarse en la empresa. Con todo, los accionistas que aún no han vendido y que entraron en la salida a bolsa acumulan una rentabilidad cercana al 80% en estos 5 días.

GoPro en bolsa