La compañía minorista ha anunciado que va a cambiar a su director ejecutivo, mientras que en su nivel bursátil mantiene su tendencia alcista a largo plazo.
Gap cayó en las primeras operaciones después de decir que reemplazará a su CEO, Glenn Murphy, que fue acreditado con la reactivación de la fabricante de ropa durante su mandato de siete años, y la publicación de las decepcionantes ventas de septiembre.

Art Peck, que trabaja como presidente de la sección de crecimiento, innovación y unidad digital, tomará el puesto como CEO de la compañía el próximo 1 de febrero, según ha informado la empresa a través de un comunicado.

Gap dijo por separado que las ventas de septiembre en tiendas abiertas hace al menos un año se mantuvieron prácticamente sin cambios con respecto al año anterior. Los analistas habían pronosticado una subida de en torno al 1,2%.

Murphy, de 52 años, se unió a la compañía en 2007 y ayudó a recuperarse de una mala racha de años por su nivel de facturación que se vio agravado por la crisis financiera y la recesión. Las acciones se han más que duplicado durante su mandato, que también incluyó las adquisiciones de marca deportiva.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que Gap se encuentra en fase de consolidación, mientras que recibe una puntuación de 7 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico muestra que la tendencia a largo plazo es alcista, pese a que a medio plazo sigue siendo bajista. Los momentos total lento y total rápido se encuentran en positivo. Asimismo, la volatilidad a medio y largo plazo que presenta el activo es decreciente en el tiempo. El único punto negativo que resaltan estos indicadores es que el volumen a medio plazo es decreciente.

Indicadores Premium Gap


Conozca cuando estos valores cambien de ciclo bursátil, pinche aquí