Como la mayoría de divisas la libra está cayendo frente al dólar. No obstante, sube frente al euro y parece que el siguiente soporte podría ser 0,8180.