La pregunta que nos estamos haciendo todos es si la fuerte subida del mes de enero es la primera onda de un nuevo mercado alcista.

En mi opinión, es improbable que el S&P 500 haya concluido el movimiento lateral que inició en el mes de octubre del año pasado. Y, por lo tanto, creo que no ha iniciado el desarrollo de un nuevo tramo al alza.

Creo que lo más probable es que está desplegando la onda B de la fase correctiva en la que se encuentra atrapado desde octubre de 2018.

El Dow experimentó la mayor subida en el mes de enero de los últimos 30 años.

La subida de las bolsas estadounidenses en la sesión del jueves fue debida a la obtención de unas resultados mejores a los esperados en compañías de gran capitalización, como Facebook y General Electric, el gran ganador de la sesión.

Las acciones de Facebook subieron un 10,8 por ciento tras conocerse que los resultados trimestrales obtenidos superaron fácilmente las expectativas. Las acciones de General Electric subieron un 11,65 por ciento porque la compañía obtuvo unos ingresos más altos de los previstos.

No todas las acciones cerraron con alzas en la sesión del jueves. Microsoft cayó un 1,8 por ciento después de que la compañía anunciara unos ingresos por ventas y ganancias ligeramente inferiores a lo esperado.

Tras la subida experimentada por el S&P 500 desde los mínimos del 24 de diciembre, ¿puede todavía subir algo más?

En mi opinión, es probable que intente alcanzar la zona 2.760-2.800. 

Una vez haya llegado a esa zona, lo más probable es que los algoritmos comiencen a desencadenar órdenes de venta. Ahora todo el mundo está contento, pero no olvidemos que si Powell ha capitulado es probablemente porque la economía global se está desacelerando.  Es decir, los beneficios de la empresas se resentirán.Llegará un momento en el que los inversores se paren a pensar en ello. Ahora bien, mientras tanto que siga la siga fiesta. El caso paradigmatico es lo que está sucediendo en Italia: la economía entre en recesión y la bolsa experimenta el mejor mes de enero desde 2011.

Durante la sesión del jueves volvimos a ver subir el precio de la deuda pública estadounidense, como consecuencia de ello el rendimiento de los bonos a 30 años cayó por debajo del 3%.

La caída del dólar ha favorecido la subida del yuan. El “euro/dólar” llego a marcar un máximo en 1,15142 pero cerró claramente por debajo de los máximos. Ahora bien, a pesar de ello vamos a considerar como escenario más probable que intente alcanzar la zona de los 1,16.

El oro continuó con su movimiento al alza y llegó a marcar un máximo en 1.326, si bien cerró en 1.321. Mientras respete el soporte de la zona 1.298, vamos a considerar como escenario más probable que intente dirigirse a la zona de los 1.350-1.360,

Ahora bien, lo que más me llama la atención en relación con el oro es que los bancos centrales compraron durante el año 2018 la mayor cantidad de los últimos 46 años.

¿Por qué razón lo hicieron? ¿Qué saben ellos que nosotros desconocemos? ¿Lo hacen por diversificar? ¿Lo hacen por cubrirse de los riesgos geopolíticos?

El DAX intentó superar el 11.311 pero no pudo. Al llegar a ese nivel se giró a la baja y retrocedió con fuerza, si bien respetó el soporte de la zona 11.000-10.950. Mientras se mantenga por encima, mantendremos una predisposición alcista.

El IBEX siguió dentro de una fase correctiva. Nos vamos a fijar en el 8.800, mientras se mantenga por encima, predisposición alcista,