El pasado año 2006 fue un buen año para los mercados; el Ibex 35, subió más de un 30% alcanzando cifras nunca vistas; las empresas presentaron sus resultados batiendo todas las estimaciones, tanto en beneficios como en dividendos; y el récord en el mercado de warrants estuvo apoyado por el número de emisiones, 2.627, por el número de warrants cotizados. que superó los 5.000 millones y por los casi 3.000 millones de euros negociados. Se demuestra así que el interés por este producto está creciendo y las expectativas para 2007 se prevén muy halagüeñas.
Los warrants son un producto que está empezando a ser menos desconocido para el inversor. Si todavía se está preguntado por qué debe invertir en warrants en lugar de en acciones o futuros, la respuesta es fácil; a diferencia de la inversión en acciones, los warrants permiten invertir al alza y a la baja por lo que son aptos para cualquier situación del mercado, también gozan del efecto apalancamiento que permite potenciar la capacidad de la inversión multiplicando el movimiento del subyacente y permite invertir en otros mercados y activos. La diferencia con los futuros es mayor, como explica Mariam Pérez-Camino, de BNP Paribas Productos Cotizados, “Los futuros son también derivados con apalancamiento, pero no limitan las pérdidas y existen menos subyacentes a los que acceder a través de ellos”. Una de las ventajas que destaca Rodrigo Manero de Santander es la liquidez “Los warrants cotizan con horquillas muy competitivas 0.01 o 0.02 euros y además el emisor tiene la obligación ante la CNMV y supervisión de Bolsas de cotizar permanentemente un mínimo de Volumen a ambos lados, obligación de la que queda excusado únicamente en caso que la emisión este agotada”. Contratación Durante 2006 se han realizado operaciones sobre más de 111 activos subyacentes, destacando las inversiones en subyacentes españoles debido a la gran revalorización superior al 30% del Ibex 35. En lo que respecta a índices nacionales e internacionales, como podemos ver en el cuadro 1, el Ibex 35 (17,99%) ha sido en 2006 el subyacente más negociado, seguido por el Nikkei 2205 (1,78%). Las acciones españolas han sido las preferidas con un 61,78% de efectivos negociados. Es Repsol YPF (11,94%) el ocupa el primer puesto de la negociación. Los bancos, tras su buen año en Bolsa, son los preferidos por los inversores, Santander, BBVA y Popular fueron los más negociados.