El metal dorado vuelve a ser refugio para los inversores a medida que el clima en Ucrania aumenta la tensión. Su tendencia a medio plazo se mantiene alcista.
Ante el conflicto siempre hay un resguardo que casi siempre es eficaz para los inversores. El oro vuelve a ser un factor a tener en cuenta después de todo el retroceso que vivió en 2013. Ayer, a medida que la tensión iba acrecentándose por el escenario en Ucrania, llegó a tocar los 1.350 dólares por onza. La cota más alta desde noviembre del pasado año y su máximo anual en lo que va de ejercicio.

Nivel del oro


Sin embargo, hoy ha retrocedido en su precio después de las declaraciones de Vladimir Putin, en las que descarta la ofensiva militar inminente en estos momentos. Eso ha tranquilizado a los mercados y ha vuelto a reconstruir de nuevo el tablero en términos de inversión, aunque las dudas permanecen al otro lado del Atlántico por las dudas en el conflicto en la península de Crimea.

La aparición del presidente ruso ha llevado a que caiga el precio del metal precioso hasta superar los 1.330 dólares la onza. No es la única commoditie que cae durante el día de hoy, puesto que el petróleo y el gas natural también han corregido su precio en los mercados. Aún con todo, el oro será un activo a vigilar durante las próximas jornadas.

En este sentido, los Indicadores Premium de Estrategias de Inversión muestran que el oro se encuentra en fase de rebote, mientras que recibe una puntuación de 3,5 puntos en una escala que oscila del 0 al 10.

Este análisis técnico destaca que aunque la tendencia a largo plazo del activo es bajista, a medio plazo se mantiene alcista. Además, el volumen a medio y largo plazo es decreciente y la volatilidad a largo plazo es creciente. Por el contrario, estos indicadores ponen de manifiesto que el momento total rápido es positivo y que la volatilidad a medio plazo es decreciente.

Indicadores Premium Oro